En 1919 se estrenaba en Alemania Diferente a los demás (“Anders als die Andern”), de Richard Oswald, la primera película que trataba la homosexualidad de forma positiva y que generó tanto revuelo que fue una de las razones por las que el gobierno alemán introdujo de nuevo la ley de censura en el país.

Un siglo después el Schwules Museum de Berlín recupera con una exposición la historia de un filme que se atrevió a proclamar ya a principios de siglo XX que la homosexualidad no era un problema, que el problema era la homofobia.

El comisario de la exposición y cofundador del museo, Wolfgang Theis, explicó a la agencia Efe que la importancia de esta película reside, no tanto en su valor para la historia del cine, sino porque “fue la primera vez en la que se enseñó en pantalla la homosexualidad como algo positivo”.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here