Compartir

El presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), Gustavo Hani, alertó hoy que la implementación de un dólar turista “podría llevar a a una situación crítica a gran parte del sector de agencias de viajes”.

En declaraciones a distintos medios, Hani señaló que la medida “estaría poniendo en riesgo la continuidad del trabajo de las más de 5000 empresas de viajes y turismo, de las cuales la mayoría son PyMEs”.

“Esto llevaría a una importante caída de ventas, con consecuentes medidas de ajuste que seguramente tendrían que ver con temas de reducción del plantel laboral poniendo en riesgo, en algunos casos, la continuidad de muchos negocios”, agregó.

“Podemos entender la razonabilidad de la medida, pero la forma de implementación y los porcentuales pueden generar más daño que solución”, subrayó.

El empresario destacó que “alrededor del 35 por ciento de los viajes emisivos son vacacionales” pero el resto responde a negocios, deportes, e intercambios científicos, entre otros. “que también se verían afectados con esta medida”.

Ante la implementación del impuesto que estaría en el orden del 30% en las compras de pasajes al exterior y en las compras que se realicen fuera del país con tarjeta de crédito, Hani indicó que “podría generar una reacción por parte de algunos países que reciben argentinos”.

“Los podría llevar a tomar medidas similares originando como rebote una baja importante de arribos de turistas extranjeros hacia Argentina”, añadió.

También alertó que “pondría en riesgo la continuidad de algunas compañías aéreas al igual que muchas rutas que hoy unen Argentina con otros países”.

“Si el emisivo cae fuertemente y el receptivo no responde como reacción para ocupar las butacas que liberaría el emisivo, las rutas podrían dejar de ser rentables, lo que llevaría a las compañías a sacar frecuencias y provocaría el derrumbe del ingreso de divisas e inevitablemente afectaría el comercio, la hotelería y la gastronomía”, precisó.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Aldo Elías, dijo en declaraciones a América TV que con esta medida “todas las agencias que se dedican a turismo emisivo van a tener que cerrar porque si no tienen cómo comercializar su producto, no van a poder subsistir”.

“Esto no genera ningún beneficio para el turismo en Argentina, y estamos afectando a todos aquellos que no viajan por turismo, sino por trabajo o necesidad, y que van a ver incrementado en un 30% lo que tenían estimado gastar”, agregó.

Elías sostuvo que en Argentina “estamos acostumbrados a que cualquier porcentaje es válido mientras sea debajo de 100 por ciento, pero realmente imaginar un incremento de prácticamente un tercio del valor del viaje que uno tenía pensado gastar, sea por turismo, negocio o necesidad, no es para cualquier bolsillo soportarlo”.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here