El robo que se produjo a la vista de todos y que cuando se resolvió despertó la admiración de muchos, llega al cine con actores populares y gran producción. Si, claro, ya sabemos que está mal robar pero también es cierto que la idea de un robo perfecto resulta fascinante y que las películas sobre el tema son todo un género.

En el verano de 2006 una sucursal del Banco Rio sufrió un robo comando que derivó en una toma de rehenes. Los ladrones dialogaban con el negociador de la policía de la provincia de Buenos Aires, mientras el grupo Halcón tomaba posición por las dudas de que hubiera que entrar en acción, pero desde lo que se conoció como “Masacre de Ramallo” en 1999, el protocolo en casos de robos con rehenes se volvió más estricto y con una operatoria más estricta. El diálogo entre el negociador y los asaltantes se desarrollaba a un ritmo lento y frente a la sociedad que esperaba expectante que se resolviera el caso. Lo que nadie sabía, excepto los miembros de la banda, es que lo que se estaba viviendo era un robo guionado, planificado desde hacía meses y que iba a combinar distintas artes para lograr un golpe limpio, sin daños para nadie, que a los investigadores les iba a llevar mucho tiempo dilucidar. Cuando la policía entró al banco los asaltantes se habían ido y solo quedaban dentro de la sucursal algunos rehenes comiendo las pizzas que se habían pedido unas horas antes. El objetivo real del golpe se descubrió recién cuando las fuerzas de seguridad entraron y descubrieron el túnel que llegaba a las cajas de seguridad. Mientras en la superficie se desarrollaba el golpe con rehenes por debajo entraba la otra parte de la banda y vaciaba todo.

Esa verdadera obra de arte fue siempre vista como un golpe verdaderamente cinematográfico y lo que siguió terminó de redondear esa mirada. Los errores que llevaron al descubrimiento de la trama, los relatos de los cabecillas. que se convirtieron en verdaderos personajes mediáticos y las leyendas urbanas que circularon desde ese momento, terminaron por darle al “robo del siglo” las características ideales para llegar al cine.

Ariel Winograd (Cara de queso, Mi primera boda, Vino para robar, Sin hijos, Permitidos, Mamá se fue de viaje) se enteró hace unos cinco años de que uno de los cabecillas de la banda estaba interesado en contar la historia para el cine y también por esos días se conoció “Sin armas ni rencores”, la investigación periodística de Rodolfo Palacios, así que se gestó la reunión con Fernando Araujo, el ideólogo y líder de la banda y el director. Tomando como base el libro y con un guión escrito por Araujo y el productor Alex Zito dio forma a El robo del siglo, con Guillermo Francella, que encarna al carismático Vittete Sellanes y Diego Peretti, que asume el rol del enigmático Fernando Longo, más Rafael Ferro, Pablo Rago y a Luis Luque, como el negociador de la policía.

Winograd relata con pulso firme y buen ritmo mostrando además su gusto por el género, su amor por el cine de acción y en ese sentido incorpora referencias que nunca llegan a ser molestas ni funcionan como canchereadas vacías. Es cierto que los argentinos tienen a la historia del robo lgrabada en la memoria, pero nunca está de más ser testigo de lo que puede el ingenio. Francella tiene a su cargo el papel principal, porque si bien Araujo pensó el plan y descubrió la forma de engañar a la policía, fue el uruguayo Vitette Sellanes el que comandó el golpe en el banco y el que manejo los tiempos de la negociación con la policía. Para eso la banda tuvo un trabajo previo que está narrado en la película y que forma parte de lo más interesante del relato.

Cine popular, de acción, con actores que juegan sus roles con solvencia y una banda de sonido de que reúne a Frank Sinatra con 2 Minutos y Calamaro. Algunos dirán que es solo un pasatiempo y desde aquí nosotros rubricamos y nos gusta que así sea.

EL ROBO DEL SIGLO
El robo del siglo. Argentina, 2020.
Dirección: Ariel Winograd. Guión: Alex Zito y Fernando Araujo. Intérpretes: Guillermo Francella, Diego Peretti, Luis Luque, Pablo Rago, Rafael Ferro, Mariano Argento, Juan Alari, Iván Steinhardt, Magela Zanotta, Johanna Francella. Producción: Alex Zito, Pola Zito, Fernando Szew, Axel Kuschevatzky, Juan Pablo García, Ricardo Freixa y Fernando Carranza. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 114 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here