El cuarto largometraje de la documentalista Andrea Schellemberg (Palabras pendientes, Santa Lucía, Puente La Noria) investiga cómo los distintos gobiernos autoritarios que hemos tenido, silenciaron parte de nuestra historia prohibiendo libros que forman parte de la Sección Libros especiales de la Biblioteca del Congreso de la Nación.

El documental parte del contexto político macrista, en el que fue realizado, el cual resulta desfavorable para revertir ciertas medidas con respecto a la difusión del pasado. Y en consonancia con esa idea, inicia con un discurso del presidente Macri denunciando el crecimiento desmesurado de empelados que tuvo la Biblioteca del Congreso. Ese énfasis en el número (cantidad de gente), invisibiliza a las personas que ejercen el trabajo diario y resta importancia al rol que cumple cada uno en relación a la conservación del patrimonio histórico.

Esa omisión y ninguneo, juega como metáfora de silenciar y dejar de ver, como sucedió con los libros; una decisión política que, a lo largo del relato, se asocia y responde al modelo de país. Un modelo en crisis que se muestra a través de manifestaciones, reclamos, debates en Diputados, etc. Las imágenes de ese afuera intenso se intercalan con la historia de Silvana Castro, una mujer que trabaja en la Biblioteca del Congreso de la Nación, ocupándose del área de Colecciones Especiales. Allí, se guardan los libros prohibidos durante los gobiernos inconstitucionales, los cuales se exhibían al público en una muestra que fue suspendida en el año 2016.

Silvana junto a sus compañeras de trabajo intentarán reeditar la muestra en el Palacio Legislativo, mientras observamos su trabajo diario. Una tarea comprometida con la libertad de saber y con la generosidad de ofrecer un servicio especializado a quienes desean investigar y comprender la historia argentina.

El documental dialoga con espacios ficcionalizados, principalmente en el seguimiento de la vida personal de Silvana, en los diálogos con sus colegas, o con las personas que ingresan para investigar determinado tema, mientras las imágenes de archivo funcionan como marco contextual, aunque por momentos se disipe el tema central y se abran demasiados frentes que, sin bien están en concordancia, le quitan el foco.

Los prohibidos, que fue exhibida durante el mes de noviembre en el Malba y recorrió de diversos Festivales Internacionales, tiene su merecido estreno en la cartelera comercial. Andrea Schellemberg construye un documental que no sólo da luz a períodos oscuros de nuestra historia donde la intolerancia enterró, silenció, quemó o escondió nuestro acervo cultural, sino que rescata a quienes trabajan a diario manteniendo la memoria frente al olvido.

LOS PROHIBIDOS
Los prohibidos. Argentina, 2018.
Dirección, guion y producción: Andrea Schellemberg. Intérpretes: Silvana Castro, María Julia Rillo, Diana Campi. Dirección de cámara y fotografía: Diego Gachassín. Sonido directo: Alejandra Casal, Carlos Torres, Agustín Pereyra, Gino Gelsi. Montaje: Fernando Vega/Cámara: Juan García Lewin/Posproducción de sonido: Fernando Vega, Gino Gelsi/ Posproducción de imagen: Javier Hick. Duración: 65 minutos. 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here