Inés (Mercedes Morán) es una empresaria exitosa, bien instalada en la sociedad chilena y con evidentes vínculos con el poder, a los que debe recurrir cuando se conoce la noticia de la detención de un hombre que mató con su auto a un ratero que le había robado su cartera a una mujer en la calle. Este “justiciero” es Gerardo (Marcelo Alonso), un viejo compañero de Inés y de su esposo Justo (Felipe Armas), cuando en los los setenta formaban parte de la organización de extrema derecha Patria y Libertad.

Inés entonces moverá sus influencias para que Gerardo sea internado en una institución psiquiátrica, primero para ayudar a su antiguo amigo y amante, pero sobre todo para que no salga a la luz el pasado violento de los tres.

La película de Andrés Wood (MachucaVioleta se fue a los cielos) vuelve a indagar en el pasado chileno, en su autoritaritarismo y en la feroz división de clases, con un relato dividido, primero en el presente con Inés (Mercedes Morán, como siempre precisa y convincente) como la protagonista excluyente, un personaje poderoso y seguro de que sus acciones la ubicaron justo donde imaginaba estar en su juventud, formando parte del statu quo dominante que ayudó a perpetrar y convencida de su patriotismo. Esa certeza se traslada a todos los ámbitos de su vida, desde el trabajo donde conduce con mano mano de hierro hasta la intimidad familiar, con un marido quebrado y alcohólico y un hijo que le reprocha a la pareja el pasado violento, aunque él mismo forma parte y se beneficia de esa elite dominante producto de aquellos años.

La otra parte de Araña está construida a través de numerosos flashback, donde se muestra a una joven Inés (la española María Valverde), que transita con soberbia y audacia esa suerte de militancia chic junto a su esposo Justo (Gabriel Urzúa), a los que se suma Gerardo (Pedro Fontaine), de otra clase social, atractivo, violento y resuelto.

Este trio militante y también amoroso forma parte de las bandas que asolan a los militantes de izquierda en Santiago de Chile y sus acciones son cada vez más ambiciosas, hasta que terminan cometiendo un asesinato.

Con una puesta lustrosa y ordenada para la actualidad y llena de colores que se van oscureciendo a medida que se acerca el golpe cívico-militar a Salvador Allende, es decir, sin sutilezas pero con una evidente efectividad, Wood explica el presente de un país profundamente injusto, manejado y al servicio de una clase dominante en el poder desde 1973. Pero Araña también indaga de manera premonitoria el hartazgo del pueblo, que desde el estallido del pasado 18 de octubre continúa protestando en las calles exigiendo un cambio.

ARAÑA
Araña. Chile/Argentina, 2019.
Dirección: Andrés Wood. Intérpretes: Mercedes Morán, María Valverde, Marcelo Alonso, Felipe Armas, Pedro Fontaine, Caio Blat, Gabriel Urzúa. Guión: Guillermo Calderón. Fotografía: Miguel Littin. Edición: Andrea Chignoli. Sonido: Ricardo Reis. Distribuidora: Cinetren. Duración: 105 minutos. 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here