Compartir

Dicen las estadísticas que en el corredor de la muerte -así se llama al pabellón de los condenados a muerte en la cárceles-, la mayoría de los que esperan ser ejecutados son negros, los siguen los latinos, la mayoría es pobre y la minoría son los caucásicos. Buscando justicia es un gran alegato sobre la pena de muerte y toma como centro una causa en la que un hombre negro es acusado de asesinar a una adolescente blanca. Nadie fue testigo y por el contrario, una multitud de personas lo vio al acusado en una una festividad familiar el mismo día y a la misma hora en que se produjo el asesinato de la adolescente.

Bryan Stevenson (Michael B. Jordan) era un joven abogado recién salido de la universidad cuando eligió trabajar sobre causas injustas y poner sus conocimientos para luchar por gente sin recursos, cuando en 1987 toma la causa de Walther McMillan (Jamie Foxx), el hombre al que la policía y el fiscal le crearon una causa a base de apremio ilegales y testigos mentirosos. El trabajo minucioso del Stevenson y su ayudante Eva Ainsley (Brie Larson), logró desarmar la trama de mentiras de todo el sistema de Justicia.

Hay una gran actuación de Jamie Foxx y apenas correctas del resto. Buscando justicia tiene intenciones nobles, pero la realización no agrega nada a un género, el cine de juicios que ha dado grandes películas que van desde 12 hombres en pugna, hasta Philadelphia pasando por Cuestión de honor, entre muchas otras. En fin, como tantas otras veces, solo con las buenas intenciones no alcanza.

BUSCANDO JUSTICIA
Just Mercy. Estados Unidos, 2019.
Dirección: Destin Daniel Cretton. Guión: Destin Daniel Cretton y Andrew Lanham. Intérpretes: Michael B. Jordan, Jamie Foxx, Tim Blake Nelson, Brie Larson, Rob Morgan, Rafe Spall, O’Shea Jackson Jr., Lindsay Ayliffe, Karan Kendrick, Steve Coulter. Producción: Asher Goldstein y Gil Netter. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 136 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here