Compartir

Como Vin Diesel tenía tiempo para agregar una nueva franquicia a las dos o tres que maneja cual malabarista chino, aceptó dar vida a Bloddshoot, un héroe que no es ni DC ni Marvel. La empresa creadora de este personaje es Valían Comic que empezó editando historietas y después se vendió para pasar a una empresa desarrollada de videos, pero hoy de nuevo se dedica a los comics.

Murray Ray Garrison (Vin Diesel) es soldado de una tropa de elite estadounidense que luego de una misión exitosa, es emboscado junto a su esposa a la que matan para que nuestro héroe conteste algunas preguntas acerca de la misión que vimos al empezar la película. El resultado de esa acción es que lejos de contestar lo que se le pide, nuestro héroe jura  venganza y como se pone realmente violento, también lo matan por las dudas de que realmente cumpla con la venganza prometida. Pero Murray es reconstruido porque hay una corporación que posee la tecnología para hacerlo y además tiene un contrato con el ejército para ver si puede revivir a un soldado y transformarlo en una máquina de matar. Por supuesto, lo logran y el muchacho despierta sin memoria, aunque enseguida se acuerda de todo, se va las instalaciones de la corporación para matar al asesino de su esposa y va y lo mata. Y pensamos que es todo demasiado fácil y pueril pero nos equivocamos, porque todo lo que vimos no es lo que parece y es algo mucho más intrincado. Intrincado y sin sentido, pero no importa porque recién va media hora de película y no se puede terminar todo ahí, así que nos complican un poco más las cosas pero sigue sin tener muchos sentido.

Si los probables espectadores ven que el guión es algo trillado es porque seguramente les recuerda a Robocop y con las explicaciones que aparecen después, descubrimos que además robaron ideas a El vengador del futuro, pero cuando descubrimos eso ya no importa nada porque la película nos agotó.

No es totalmente desastrosa porque tiene acción y bastantes peleas, lástima que los trucos de la pelea final son un poco lamentables y que se adivina rápido quien es el villano. 

Si la película tiene algo de suerte, cosa realmente dudosa, veremos una segunda parte. Si no es así, nadie lo va a lamentar demasiado.

BLOODSHOT
Bloodshot (Estados Unidos/ China, 2020).
Dirección: David S.F. Wilson. Guión: Jeff Wadlow y Eric Heisserer. Intérpretes: Vin Diesel, Guy Pearce, Eiza González, Lamorne Morris, Toby Kebbell, Sam Heughan, Talulah Riley, Alex Hernández, Jóhannes Haukur Jóhannesson, Tamer Burjaq. Producción: Toby Jaffe, Jason Kothari, Neal H. Moritz y Dinesh Shamdasani. Distribuidora: UIP. Duración: 109 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here