Compartir

Se estrena comercialmente en Cine.Ar TV (el jueves 23 de julio a las 20 y repite el sábado 25 en el mismo horario). A partir del 24 de julio estará disponible en la plataforma Cine.Ar

Julián (Erich Wilpret) es un fotógrafo consagrado y exitoso que viaja alrededor del mundo tomando fotos de corte periodístico y artístico cuyos últimos encargos incluyen los cadáveres de personas naufragadas. Una suerte de metáfora de su estado actual, ya que, recientemente diagnosticado con un cáncer de pulmón, ve su vida deshacerse no sólo por su salud frágil sino también por su propia actitud cínica y destructiva, lo que además le vale el abandono por parte de su esposa quien ya no puede soportar su trato arrogante y despectivo. Alejado de todo y aparentemente dispuesto a dejarse morir sólo en su moderna mansión apenas mantiene trato con Roque (Tristán Ulloa) su asistente personal quien le tolera los desplantes en parte por trabajo y en parte por amistad.

En ese contexto, Julián empieza a tener una suerte de extraños sueños sobre una estación de tren en un lugar desolado y se obsesiona con este lugar suponiendo que hay allí un significado que se le escapa pero intuye importante. Después de mortificar a su asistente con la imposible tarea de encontrar este lugar con casi ninguna pista, finalmente descubre cómo por casualidad que este podría estar en un abandonado rincón de la Patagonia que responde al exótico nombre de Manchuria. Contra toda recomendación Julián parte solo hacia esta zona esperando encontrar esa imagen que lo desvela y lo convoca. Cerca de su objetivo en el medio de la nada, mientras busca ese lugar soñado para capturarlo con su cámara, se encuentra con María (Marcela Kloosterboer), una chica que vive sola en una cabaña alejada desde la muerte de sus padres, y con ella iniciará una relación diferente que puede cambiarle la vida

En estos tiempos de estrenos por streaming, Un lugar lejano, una coproducción entre Venezuela, Argentina y España, es un caso particular ya que se trata de una película del 2009 que incluso ya tuvo un estreno comercial en nuestro país en 2010. De hecho no es la última película de su director, el uruguayo/venezolano José Ramón Novoa, quien luego realizó el thriller Solo en 2014.

Independientemente de esta circunstancia, nos encontramos ante una película solemne hasta el ridículo, inverosímil en su planteo y desarrollo, con motivaciones caprichosas que se plantean como trascendentes y filmada pobremente (no por razones de presupuesto). A este cuadro se le suman actuaciones poco convincentes que oscilan entre el recitado desganado y la sobreactuación (cada tanto Julián pierde la paciencia y le da por arrojar o romper objetos), diálogos que se sumergen en la declamación y la sentencia grave, más algunas frases que en algunos momentos podríamos calificar de subielescas (“¿el amor tiene olor?”). Así se suceden las situaciones arbitrarias o torpemente planteadas. Un ejemplo de esto último es el romance entre Julián y María que surge de golpe sin que nada lo anuncie ni levemente y que parece tan forzado y poco natural como el resto de lo que sucede. Una prueba de esto parece ser la cara desconcierto e incomodidad de ella ante el beso descolgado que él le arroja de manera intempestiva, aunque después le corresponda sin que uno se explique muy bien por qué. Curiosamente lo sigue tratando de usted incluso después de compartir cama y ducha.

Se requiere un esfuerzo y algo de indulgencia por parte del espectador para creerse algo de lo que está pasando. No por ello va a verse recompensado más que con un mensaje inspiracional y de sanación con varios de los tópicos propios de este tipo de relatos (hay que seguir el camino de los sueños, el amor cura, etc). Basada en una novela del uruguayo Fernando Butazzoni, quien además colabora como co-guionista, el film podría tranquilamente incluirse en el género de ficción motivacional o de autoayuda (desconozco si es también el caso de la novela). Se trata de observar el arco de crecimiento de Julián desde su decadencia física y espiritual (lo cual comprende tanto su abandono autodestructivo como su carácter insufrible) hacia un despertar positivo y una actitud renovada que hasta tiene de manera milagrosa un correlato en lo físico. Un derrotero además subrayado por los comentarios en off del protagonista que refuerzan la vocación de mensaje de una película que apela a los lugares comunes del artista atormentado y la búsqueda de una supuesta trascendencia.

UN LUGAR LEJANO
Un lugar lejano. Venezuela/Argentina/España, 2009.
Dirección: José Ramón Novoa. Intérpretes: Erich Wilpret, Marcela Kloosterboer, Tristán Ulloa, Elba Escobar, Alberto Alfa, Juan Villegas. Guión: José Ramón Novoa, Fernando Butazzoni. Basado en la novela de Fernando Butazzoni. Fotografía: Oscar Pérez. Música: Osvaldo Montes. Dirección de Arte: Edna Fernández Chaud. Dirección de Sonido: Guillermo Palacios. Montaje: Jerry Zottola. Producción: Elia Schneider, José Ramón Novoa, Fernando Sokolowicz, Stefan Schmit. Duración: 100 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here