Se estrena el 30 de julio en Puentes de Cine, la plataforma de la Asociación de Directores de Cine, PCI .

Hubo un tiempo en el que el periodista Dante Panzeri despertó pasiones, tuvo fans y detractores. Seguramente detestaba a sus propios fans, porque así de severo parecía ser. Panzeri fue una marca a seguir, una opinión autorizada en el mundo del fútbol, dirigió El Gráfico, la revista de fútbol más popular durante décadas y los números indican que en su gestión las ventas de la revista bajaron drásticamente aunque sin embargo, cuando dejó la dirección, no fue por un tema económico sino porque uno de los dueños de la Editorial Atlántida le acercó un suelto que debía publicar en algún rincón de la revista con opiniones del entonces ministro de Economía, el capitán-ingeniero Alvaro Alsogaray. Panzeri agarró el saco y se fue, pero se aseguró de poder dirigir un número como despedida y en ese último número puso en la tapa a un jugador retirado desde hacía 10 años.

Después de eso, Dante Panzeri hizo de todo desde escribir en publicaciones populares creadas por Héctor Ricardo García (el dueño de Crónica), puso la cara en la pantalla de Canal Once del mismo Garcia y se integró a la mítica revista Satiricón, que tenía una redacción con un promedio de edad veinte años menos que él, pero se adaptó y desde allí con algo de humor e irreverencia seguía atacando al negocio del fútbol y a sus figurones. La última batalla que dio Panzeri fue contra el Mundial ´78 pero esa lucha quizás fue demasiado grande y murió en abril de 1978, un mes antes de que empezara esa “fiesta” que como mínimo, Panzeri consideraba innecesaria. En el medio de toda esa carrera se hizo tiempo de escribir “Fútbol dinámica de lo impensado”, un libro que se convirtió en clásico pero que con el tiempo desapareció de las librerías.

Treinta años después de toda esta historia se produjo el regreso a la Argentina de Sebastián Kohan Esquenazi, un joven periodista que apenas había vivido unos años en la Argentina antes de iniciar un largo peregrinaje por distintos países y que cuando volvió, se encontró ante el desafío de una editorial de ubicar textos clásicos sobre el fútbol. Y claro, no tardó mucho en toparse con “Fútbol, dinámica de lo impensado”, así que a partir de allí Kohan se obsesionó con conocer al autor de aquel clásico.

Buscando a Panzeri es la historia de esa búsqueda, una intención de revivir aquella historia, de conocer al hombre y de rastrear las huellas que dejó. Panzeri dejó huella y eso es casi un milagro en un país en el que la especialidad de la casa es la destrucción de los archivos, el desinterés por conservar la memoria histórica, pero hay sobrevivientes, gente que lo admira, incluso hay gente que llegó a rearmar un archivo completo de todo lo que escribió Panzeri. Es cierto, no hay muchas imágenes porque el canal en el que desarrolló su carrera sufrió un incendio que destruyó su archivo y hay que decirlo, las señales no han tenido prurito en grabar cosas nuevas sobre materiales de otras épocas y en otros casos se ha perdido archivos por desidia y porque al cambiar los formatos nunca ha habido dinero suficiente ni interés por salvar la historia de la televisión. Pese a que indagar por el pasado en la Argentina es como mover una carreta con ruedas cuadradas, Kohan logra dar con los testimonios necesarios para recatar a ese periodista que quizás tarde se dio cuenta de que tomarse demasiado en serio a nuestro país puede costar la salud y finalmente la vida misma.

Lo cierto es que la película demuestra una búsqueda exhaustiva que incluye un error en un zócalo que dejaremos como trivia para los amantes del fútbol que se asomen a este documental apasionante para aquellos a los que les interese el deporte y el periodismo, dos especies en extinción según los parámetros que manejaba el maestro de Dante Panzeri.

BUSCANDO A PANZERI
Buscando a Panzeri. Argentina, 2010.
Dirección: Sebastián Kohan Esquenazi. Guión: Juan Villegas, Sebastián Kohan Esquenazi. Entrevistas: Ezequiel Fernández Moores, Carlos Ulanosky, Matías Bauso, Tomás Abraham, Pol Ajenjo. Dirección de Fotografía: Juan Ignacio Sabatini, Juan Pablo Sallato. Dirección de sonido: Carlos Tanoni. Montaje: Titi Viera-Gallo, Gonzalo Cladera (VACA BONSAI). Dirección de Arte: Ana Cambre. Música: Juan Pablo de Mendonça. Producción: Daniel Guzman, Juan Ignacio Sabatini, Juan Pablo Sallato, Sebastián Kohan Esquenazi. Canción de créditos: Mágico Negro Blanco. Duración: 69 minutos

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here