Con la proyección de Rifkin’s Festival de Woody Allen, hoy comienza el Festival de San Sebastián, en una edición marcada por las restricciones sanitarias por la pandemia del Covid-19, que redujo en un 40 por ciento la venta de entradas, la presencia de figuras y de la prensa acreditada de todo el mundo, que en muchos casos (como Subjetiva) hará una cobertura online.

Este año habrá alrededor de de 60 títulos menos que en 2019, una reducción relativa teniendo en cuenta las circunstancias, para un festival de Clase A, que contra viento y marea luchó para que esta edición fuera presencial a pesar de las restricciones.

Así las cosas, con todos los cuidados sanitarios posibles -entre cada proyección habrá un intervalo de 60 o 90 minutos para garantizar la desinfección de las salas, venta de entradas online, supresión de fiestas y cócteles-, la ciudad de Donostia viste sus mejores galas y espera una edición digna, que como siempre tendrá el apoyo del público -ya están agotadas la mayoría de las funciones- y la presencia de un puñado de estrellas, ya sea de manera presencial en el caso de Viggo Mortensen, Johnny Depp o Matt Dillon y de buena parte de las figuras españolas, o a través de conexiones vía online que hará Woody Allen y Aaron Sorkin, entre muchos otros.

La competencia oficial, con los aspirantes a la Concha de Oro otorgada por el jurado presidido por el italiano Luca Guadagnino, este año reúne los trabajos de directores consagrados como la japonesa Naomi Kawase (Asa Ga Kuru / True Mothers), el británico Julien Temple (Crock of Gold: A Few Rounds With Shane Macgowan), el francés François Ozon (Été 85 / Summer Of 85), el danés Thomas Vinterberg (Druk / Another Round) y el lituano Šarūnas Bartas (Sutemose / In The Dusk), entre otros, además de los argentinos Pablo Agüero (Akelarre) y el debutante Eduardo Crespo (Nosotros nunca moriremos / We Will Never Die).

Argentina también presenta cuatro películas en Horizontes Latinos: El prófugo, de Natalia Meta; Las mil y una, de Clarisa Navas; Mamá, mamá, mamá, de Sol Berruezo Pichon-Riviere y el film colectivo Edición ilimitada, dirigida por Edgardo Cozarinsky, Santiago Loza, Virginia Cosin y Romina Paula.

A esta lista nacional se le suman dos cortos en la sección Nest, que reúne trabajos de estudiantes de escuelas de cine de todo el mundo y nueve proyectos argentinos y en colaboración con otros países, participarán en el Foro de coproducción Europa-América Latina, mientras que Cine en Construcción, que apoya la producción de cine latinoamericano para la finalización de películas, contará con cuatro proyectos nacionales.

Esta noche en la alfombra roja sin público desfilaran las estrellas y en la gala de apertura en el imponente Palacio Kursaal, y José Luis Rebordinos, director del Festival de San Sebastián, dará comienzo a la 68 edición acompañado por Thierry Frémaux, director de Cannes, que estará presente apoyando la muestra con 17 películas que no pudieron participar del festival francés cancelado en lo más álgido de la pandemia.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here