El realizador argentino Pablo Agüero presentó Akelarre en la 68 edición del Festival de San Sebastián, un relato ambientado en el siglo XV, rodado en vasco y protagonizado por los españoles Amaia Aberasturi, Alex Brendemhül y el argentino Daniel Fanego (que vuelve a trabajar con Agüero luego de Eva no duerme).

Entre otras definiciones, el director mendocino afirmó “La inquisición fue una educación por el terror” y agregó, “los argumentos de brujería eran desopilantes pero hoy en día también se fabrican enemigos con argumentos ridículos”.

La película cuenta la persecución de las mujeres acusadas de “Brujas” por la Inquisición, en la región del país vasco.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here