Para el responsable de programación del Festival de Biarritz, Nicolás Azalbert, a pesar de las dificultades del presente por la pandemia del Covid-19, “existe una gran libertad creativa en el cine latinoamericano”.

La 29 edición del Festival de Biarritz que comenzó hoy en la ciudad balnearia del suroeste de Francia, tiene un foco dedicado a los latinos residentes en Estados Unidos y a pesar de las restricciones sanitarias, se hace con la modalidad presencial -con reducción de venta de entradas-, y en ese sentido Azalbert da cuenta de la posición de la muestra francesa, “La gente necesita compartir emociones en la oscuridad de las salas de cine”.

Edición de video: Juan Manuel Marinaro

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here