Para arrancar una serie de Top 5 de películas, y en el caso del cine de terror, que mejor en estos tiempos de pandemia que la criatura infecciosa por excelencia: el zombie. Acá una lista muy breve de exponentes en su variante muerto vivo / infectado (porque hay otro tipo de zombies, pero de esos nos ocuparemos después), algunos canónicos y todos ellos punto de partida de sus respectivas sagas.

La noche de los muertos vivos / Night of the Living Dead, de George Romero (1968). Con Duane Jones, Judith O’Dea, Marilyn Eastman, Karl Hardman, Judith Ridley, Keith Wayne.
El paciente cero del cine de muertos vivos. George Romero no podía imaginar en 1968 que iba a parir un clásico de culto, crear todo un subgénero, ser imitado hasta lo indecible y tampoco la plata que iba a perder cuando el film pasara al dominio público. Sin tiempo para lágrimas, Romero continuó con una saga de calidad sostenida e irreprochable. Una película aterradora, innovadora, política y una de las mejores del cine de terror de todos los tiempos.
Se puede ver subtitulada aquí.

El regreso de los muertos vivos / The Return of the Living Dead, de Dan O’Bannon (1985). Con Clu Gulager, James Karen, Don Calfa, Thom Mathews, Beverly Randolph.
Si Romero invento a los muertos vivos, Dan O’Bannon les puso Sexo, Droga y Rock and Roll. O’Bannon, un creador aún no suficientemente valorado, reforzó el aspecto de comedia negra y agregó elementos que quedaron adosados a la criatura en la memoria popular, como la necesidad de comer cerebros (“nos ayuda a aliviar el dolor”), con unas cuantas imágenes icónicas y algunas frases memorables (“manden más policías”). Disponible en Qubit.

Exterminio / 28 Days Later, de Danny Boyle (2002). Con Cillian Murphy, Naomie Harris, Megan Burns, Brendan Gleeson, Christopher Eccleston.
Danny Boyle, sin antecedentes previos en el cine de terror, popularizó toda una vertiente dentro del género. Si hasta entonces los zombies eran generalmente muertos reanimados de andar errático y reflejos lentos, otra especie pedía pista para imponerse en el siglo que se iniciaba: los infectados rabiosos. Vivos pero transformados por algún virus en bestias asesinas y, sobre todo, rápidas. Una película oscura y desoladora que también nos recuerda que los más peligrosos son los vivos y “sanos”. Pero eso ya lo sabíamos…

[Rec], de Jaume Balaguero, Paco Plaza (2007). Con Manuela Velasco, Ferrán Terraza, Jorge Serrano, Pablo Rosso, David Vert.
Balaguero y Plaza mezclaron dos tendencias en boga en el cine de terror, los zombies (en su vertiente rápida) y el falso found footage. Y la combinación fue explosiva. El formato le añadió un vértigo y adrenalina que no da respiro y el final añadió una de las mitologías más interesantes para explorar en las secuelas. Disponible en Amazon Prime junto con el resto de la saga.

Invasión zombie / Train to Busan / Busanhaeng, de Yeon Sang-ho (2016). Con Gong Yoo, Ma Dong-seok, Ahn So-hee, Kim Soo-an, Jeong Yu-mi, Kim Eui-sung.
La última gran sorpresa del cine de zombies viene, como tantas, de Corea del Sur, país que parece haberlo abrazado con furioso entusiasmo. El film de Yeon Sang-ho lleva la carrera por la supervivencia a un tren en movimiento y le imprime ese ritmo vertiginoso, con personajes bien construidos e imágenes espectaculares. Su secuela, Península, arrasó este año en las salas de su país demostrando la paradójica vitalidad del subgénero. Disponible en Netflix.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here