Disponible en Netflix.

Adam Sandler no se detiene, sabemos que hay gente que preferiría que lo hiciera, pero la buena noticia es que sigue haciendo lo que quiere. El Halloween de Hubie es su nueva película que se estrena en Netflix y llega en octubre, un clásico para los Estados Unidos, como las películas de familias que se reúnen para Acción de gracias o Navidad, como ejemplo vale recordar que Los Simpson incluso han hecho de esa celebración una fecha que merece su capítulo especial por temporada. Pero esta comedia de Halloween tiene la gracia de que se inserta en el mundo de Sandler, que a esta altura tiene algunas características especiales. Sandler acumula películas y a esta altura sus comedias reúnen algunas característica especiales que hay que decirlo, a muchos les caen muy mal. Los personajes de Sandler son monstruos, son gente que no encaja y en este caso en particular, Hubie es el tonto del pueblo, habla raro, parece un boy scout sin uniforme, todos se burlan de él, nadie lo respeta y todo es arbitrario porque por otro lado Hubie es amable, se preocupa por su pueblo y en particular por cuidar de todos en la noche de Halloween. Cómo es una comedia de Sandler, ya sabemos que va a haber escatología y tonterías.

No queda muy bien hablar bien de las películas de Sandler, queda bien decir que lo mejor que hizo fue Embriagado de amor con Paul Thomas Anderson y se supone que también hay que mencionar que en los Oscar ni se fijaron Diamantes en bruto (también en Netflix), otro de sus trabajos “serios” -el incidente de los premios de la Academia se completó cuando al recibir un galardón en Independent Award, Sandler prometió volver a hacer películas horribles-. Lo cierto es que la promesa no se cumplió porque El Halloween de Hubie no es horrible, en todo caso es otro muestrario de su mirada como artista, porque reiteramos, el actor neoyorquino puede hacer lo que quiera y no hay otro que pueda hacer lo que él hace y si hay que buscar similitudes, su trayectoria podría emparentarse con Will Ferrell.

Así que nuestro héroe sigue su camino, con su humor simple, directo, escatólogico e incómodo. Y eso tiene sus consecuencias, porque algo pasa con esas películas de personajes sin doble mirada ni ironía que incomoda al público y a la crítica. La mayoría de sus personajes son lo que muestran y al espectador le parece que son tontos, niños grandes, freaks, inadaptados y a pesar de eso suelen ganar y los que abusan de ellos sobre el final reciben un castigo. Quizás esa la grieta que divide a los que aceptan esa clase de comedias y los que invariablemente reclaman porque Sandler no hace cosas más elaboradas.

El contrato que firmó Sandler con Netflix es millonario y a la todopoderosa plataforma de streaming le rinde porque sus películas aparecen entre las más buscadas por los abonados. Por eso el muchacho filma lo que se le canta, con directores que pertenecen a su círculo y tiene una especie de club de amigos que participan de estas películas como Kevin James, Rob Shnieder, Maya Rudolph y en esta oportunidad se le suman Steve Buscemi y Ray Liotta. Todos grandes comediantes que se entregan a este humor físico y directo, con un buen resultado.

EL HALLOWEEN DE HUBIE
Hubie Halloween
. Estados Unidos, 2020.
Dirección: Steve Brill. Intérpretes: Adam Sandler, Julie Bowen, Kevin James, June Squibb, Steve Buscemi, Ray Liotta, Maya Rudolph, Tim Meadows, Rob Schneider, Michael Chiklis, Shaquille O’Neal y Ben Stiller. Guion: Tim Herlihy y Adam Sandler. Fotografía: Seamus Tierney. Edición: Tom Costain, Brian Robinson y J.J. Titone. Música: Rupert Gregson-Williams. Duración 103 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here