El gobierno español presentó un anteproyecto de Ley General de Comunicación Audiovisual, que entre sus puntos destacados incluye la creación de un impuesto a las plataformas de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video de un cinco por ciento de los ingresos generados en España.

La norma establece que los recursos recaudados serán destinados para financiar la producción del cine nacional así como de series españolas y europeas, entre otras obras audiovisuales, o al Fondo de Protección de la Cinematografía del ICAA de España, según informó la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales de España.

Las plataformas que tendrán que pagar el impuesto serán las que generen una facturación por sus servicios en España superior a 50 millones de euros al año. En ese sentido, por su naturaleza, en principio Youtube quedará exenta del pago del nuevo impuesto.

La creación de la tasa figura en la nueva Ley del Audiovisual española que transpone una directiva de la Unión Europea sobre este tema, y que iguala a las compañías de video de la web con las televisiones privadas y las operadoras de telecomunicaciones, las cuales están obligadas en España a contribuir a la financiación de la producción del audiovisual del país.

La nueva ley también obligará a las plataformas a financiar obras audiovisuales de productores independientes y a que un 30 por ciento de su catálogo sean obras europeas.

Debido a que las plataformas han declarado durante años solo un porcentaje mínimo de su facturación en España, lo que podría evitarles el pago de la tasa, el anteproyecto de la nueva ley especifica que para calcular si deben pagar la tasa se “tendrán en cuenta los ingresos reales, no las declaraciones fiscales” de las compañías.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here