Entre el 21 y el 29 de noviembre se realizará la 35ta. edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, que este año se realizará en modo virtual y será en homenaje a Fernando “Pino” Solanas, fallecido recientemente. El presidente del festival, Fernando Enrique Juan Lima, afirmó, “Realmente esta es una edición de resistencia”, en referencia a la decisión de que el evento no fuera presencial como consecuencia de la pandemia, pero rescató como un elemento positivo que este año, “El festival tendrá llegada a todo el país, porque al ser online realmente se podrá ver desde Ushuaia a La Quiaca”.

Lima se mostró como un férreo defensor de los festivales presenciales. En más de una oportunidad, recordó los momentos de “encuentros fortuitos” con conocidos a la salida de una sala o caminando por la icónica rambla de Mar del Plata. Sin embargo, también reconoció que “lo virtual ha llegado para quedarse”, aunque su “prioridad es hacer el festival en salas y en Mar del Plata”.

Ante la imposibilidad de concretar sus deseos, el funcionario, exvicepresidente del Incaa en la gestión anterior, dijo que está en contacto con las diferentes provincias y municipios del país para que, si las limitaciones sanitarias lo permiten, se realicen eventos presenciales, con proyecciones al aire libre, en algunos puntos del territorio nacional.

“Estamos pensando en algunas posibilidades de eventos presenciales, pero depende de la situación de cada provincia. Estamos hablando con las provincias para ver en cuál se puede hacer algo presencial para que el festival se acerque”, dijo.

“En el festival trabaja básicamente la misma gente, que ha trabajado de manera impresionante. Este año, de marzo a noviembre, se ha trabajado en varios festivales”, dijo Lima, en referencia a los cambios que sufrió el evento a lo largo de 2020.

Tal vez por ello, Lima refirió un par de veces a la nueva entrega de la convocatoria marplatense como a una “edición de resistencia”.

“Es un festival que piensa en su público y que tiene una relación muy cercana con él. Este año es una anomalía a la que nos tuvimos que adaptar. (…) Recrear de la mejor manera posible ese abrazo y ese encuentro. Creo que le hemos encontrado la vuelta”, dijo el presidente del festival en otro tramo de la entrevista.

Así, para 2021, el presidente del festival no solo dejó el deseo de volver a la presencialidad, sino, también, uno más ambicioso: “El Festival de Mar del Plata tiene que tener actividad todo el año”.

Entrevista del autor publicada en Télam el 11/11/2020

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here