Disponible en la página del Festival de Mar del Plata desde el 21 hasta el 23 de noviembre.

Representante de lo que se conoce como coming of age, Sophie Jones pasó por el famoso festival de Sundance y tuvo éxito, lo cual indica que viene con el sello indie de calidad en el orillo, pero no hay que sacar a pasear los prejuicios y lo ideal es dejarse llevar por este relato de iniciación, que arranca con la muerte de la madre de Sophie (Jessica Barr, prima de la directora) y muestra los meses siguientes contando los distintos estados de ánimo de Sophie, su hermana y su padre. Un año de vida de una familia que trata de rearmarse. 

Sophie trata de seguir su vida, sus estudios pero todo se le complica porque también está el despertar sexual pugnando por ser saciado y nada se le hace fácil. Lejos de buscar la empatía del espectador, la película muestra a la protagonista como una adolescente que no tiene paz y que en su camino va dejando heridos en el camino, amigas de toda la vida maltratadas, compañeros de colegio que quieren ser sus novios y son humillados, en fin, todo el mundo de las relaciones de Sophie son puestas a prueba. No se salvan ni la hermana ni el padre. 

El estilo es naturalista y la banda de sonido ayuda mucho a los distintos climas de lo que va pasando entre Sophie y sus entorno,

Grandes actuaciones y una dirección que sabe lo que busca, no por nada el guión es de la directora, que asegura que está todo basado en su propia experiencia. Es un gran comienzo para esta directora, guionista y actriz que deja entrever que tiene mucho para mostrar en el futuro. 

SOPHIE JONES
De Jessica Barr (Estados Unidos 2019. 85 minutos)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here