Disponible en la página del Festival de Mar del Plata desde el 25 hasta el 27 de noviembre.

En la abundante crónica de abusos perpetrados por las potencias coloniales, los de España en Guinea Ecuatorial, que en aquellos años de dominación fue bautizada con el inequívoco nombre de Guinea Española, no están entre los más publicitados. Aunque por lo que se conoce parecen cumplir con todos los requisitos. En su primer largo en solitario, el español Javier Fernández Vázquez rescata y echa luz sobre un episodio poco difundido y que carece de la masividad o la espectacularidad de otros, pero que es bastante representativo del funcionamiento del poder colonial. En 1904 Esáasi Eweera, el líder del pueblo Bubi, tuvo el atrevimiento de hacer frente a las autoridades españolas cuestionando sus actividades en la zona y la explotación a la que su gente se veía sometida. Su pronunciamiento tenía menos que ver con una resistencia armada efectiva que con un intento de limitar la influencia de los blancos sobre la cultura del pueblo Bubi. Esto sin embargo fue suficiente para poner en marcha el aparato represivo representado por las autoridades militares y eclesiásticas. El episodio terminó en la captura y muerte de Eweera de una manera brutal e intencionalmente humillante y como consecuencia también con el doblegamiento de las comunidades Bubi

Anunciaron tormenta es un film sobre la memoria y sobre las maneras de contar la historia. Por eso Fernández Vasquez decide contar el episodio a través de dos tipos de fuentes, de manera diferenciada y contrapuesta. Por un lado la versión oficial producida por el poder colonial que tiene su fuente en los varios informes dirigidos hacia el gobierno en España. Estas fuentes, siempre firmadas por la autoridad responsable, destacan por su lenguaje formal y académico y son leídas por locutores españoles profesionales. Por otro lado la memoria oral del pueblo Bubi, relatada en un lenguaje coloquial y espontáneo por sus descendientes actuales. Los informes españoles hacen tanto una justificación como una notoria tergiversación de los hechos. Por su lado, las voces de los descendientes cuentan cómo estos tuvieron consecuencias duraderas para su pueblo, y en particular, en un área constitutiva de la identidad como el lenguaje. Así es como el idioma Bubi fue durante años prohibido y estigmatizado y los efectos de este sometimiento cultural se sienten hasta las generaciones actuales. 

El archivo visual no parece muy numeroso y el realizador lo dosifica a la vez que lo resalta de una manera creativa. Fernández Vazquez muestra los lugares donde ocurrieron los hechos e ilustra el relato con documentos y fotos de época a las que a veces compara con las filmaciones actuales. La puesta se diferencia también en relación a las fuentes y así es como vemos por un lado a los locutores grabando sus partes en un estudio, mientras que no vemos a los representantes del pueblo Bubi y solo escuchamos sus voces con la pantalla en negro, en parte por pedido de algunos de ellos y en parte para dar cuenta del silenciamiento y el borramiento al que durante décadas fueron sometidas estas voces anónimas. Recién sobre el final, y en una clara toma de posición, podemos ver algunos de esos rostros portadores de una historia que solo en los últimos años empezó a escucharse.

ANUNCIARON TORMENTA 
De Javier Fernández Vázquez (España, 2020. 88 minutos)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here