Disponible en la página del Festival de Mar del Plata desde el 26 hasta el 27 de noviembre.

Quién no curioseo la caja de las fotos antiguas? O las viejas latas de galletitas que se convierten en austeros cofres de utensilios simples y maravillas. A veces la herencia más pesada cabe en una vieja valija de mano, papeles, fotos y anotaciones consuman un enigma imposible de evadir.

La memoria familiar es un entramado de relatos y hechos que mezclan sucesos históricos, ciudades lejanas y un poco de imaginación. Este documental nos involucra en el recorrido que realizan los hermanos Pierre y Vladimir Léon, desde Francia a Rusia. Un viaje planificado para conocer los paisajes y personajes mencionados en los documentos que, a suerte de pistas, heredaron de su madre.

Testimonios en un pequeño poblado al norte de Rusia reconstruyen un clima de época tan complejo como encantador. Vestigios de los pactos de silencio que la idiosincrasia, y el control estatal, construían y naturalizaban. Este entramado de temas identitarios y populares son dichos, hoy como ayer, entre líneas. Principal punto de crítica, y denuncia, retratada y enunciada por jóvenes generaciones de moscovitas.

Historias de exilio, desarraigo y espionaje se mezclan profundamente con el relato de impresiones y testimonios variados, tanto de lugareños como expertos. Una especie de retrato familiar que contempla también la veta artística y expresiva de los mismos. A fin de cuentas, nada quedara demasiado claro y, como muy bien saben los espías, el mundo no es más que un teatro.

MES CHERS ESPIONS
De Vladimir Léon (Francia 2020. 143 minutos)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here