Disponible en la página del Festival de Mar del Plata desde el 26 hasta el 28 de noviembre.

Suzanne (Suzanne Lindon) es una adolescente que se encuentra incómoda con sus amigas y que obligada a tener que calificar del 1 al 10 a sus compañeros, decide darle un 5 a todos, aclarando que le parece inapropiado poner un puntaje a las personas. Una día Suzanne se cruza con un muchacho mayor que ella y esta vez se siente atraída de manera tal que empieza a frecuentar la zona del hombre que se mueve por la ciudad en motoneta y que es actor de teatro. Suzanne de 16 años se obsesiona con Raphael (Arnaud Valois) que tiene 35 años.

Suzanne Lindon tiene 20 años y escribió el guión de esta película a los 15, una demostración de precocidad y de que no por nada es hija de dos estrellas del cine francés que no vamos a nombrar porque este debut la pone mucho más allá de ser hija de. Lindon escribió el guión y dirigió esta película pero además se puso ella misma en el papel protagónico en un relato en donde de ninguna manera la edad dispar de los protagonistas dispara una historia al estilo de Lolita, o pero, una explotation del tema del abuso. Size printemps es una película sobre la relación amorosa entre dos personas, inadecuada e ilegal por supuesto, pero en realidad un film fresco y adulto a la vez, con imágenes bellas y giros inteligentes.

Lejos de la tentación del trazo grueso y el erotismo que acecha a este tipo de historias, la directora de 20 años toma un camino más sutil, con momentos de intimidad luminosos y mostrando lo volátil de los sentimientos que Suzanne trata de manejar. Alrededor de ella circulan sus amigas, la escuela y los padres, mientras la adolescente va tomando conciencia de las consecuencias de enamorarse de un adulto.

La película muestra una combinación de gran manejo del relato y construcción de climas de una sorprendente belleza plástica sin que por eso resulte pretenciosa o aburrida, todo lo contrario.

SEIZE PRINTEMPS
De Suzanne Lindon (Francia, 2020. 73 minutos)

Compartir