El Festival Internacional de Cine de Berlín no se realizará en febrero de 2021 como es habitual sino que se llevará a cabo en dos etapas, primero en marzo con una versión reducida y virtual para el sector del cine, y luego en junio, cuando sea verano en Alemania, con proyecciones para el público tanto en salas como en espacios abiertos.

“Hay un gran deseo de encontrarnos cara a cara. La situación actual no permite un festival presencial en febrero, y al mismo tiempo es importante ofrecerle a la industria cinematográfica un mercado en el primer trimestre del año”, dijo la directora ejecutiva de la Berlinale, Mariette Rissenbeek, en un comunicado publicado en el sitio web de la muestra.

La que será la 71ra. edición del Festival de Cine de Berlín estaba prevista para llevarse a cabo del 11 al 21 de febrero próximos, e incluso parte de su programación ya estaba confirmada, como retrospectivas a las actrices estadounidenses Mae West, Rosalind Russell y Carole Lombard.

Sin embargo, la segunda oleada de contagios en Europa forzó a sus organizadores a planificar una modalidad alternativa.

En marzo de 2021 habrá un encuentro digital con los miembros del sector del cine; en esa instancia un jurado internacional verá los filmes seleccionados en las distintas secciones en Competencia y elegirá a los ganadores.

Dichos triunfadores, más una selección de otros filmes que hayan pasado por la muestra, serán exhibidos al público en funciones en el verano alemán y en el marco de lo que se espera sea un retroceso en el ritmo de los contagios.

“Con el cambio de formato del festival en 2021 tenemos la posibilidad de proteger la salud de todos los invitados y apoyar un nuevo inicio para el sector del cine”, señaló Rissenbeek.

Junto con Cannes y Venecia, Berlín es uno de los festivales de cine más importantes del mundo y el que recibe mayor cantidad de público.

De acuerdo con los planes actuales, la idea es que las funciones del festival en el verano boreal se celebren tanto en cines como también al aire libre.

“La Berlinale cautiva desde hace 70 años a cientos de miles de entusiastas del cine en Berlín y todo el mundo. Por eso no queremos sacrificarla en manos del coronavirus, sino que evaluamos las posibilidades de mostrar películas también en 2021 para llegar a nuestro gran y entusiasta público”, dijo la secretaria de Estado de Cultura de Alemania, Monika Grütters.

Compartir