Estreno en CineAr Tv el jueves 28 de enero a las 20 (repite el sábado 30 a la misma hora). Disponible en Cine.Ar a partir del 29 de enero.

Joe Goldman es un periodista de extensa trayectoria que llegó a la Argentina para cubrir el juicio a la juntas de gobierno que sometieron a esta nación a una noche dictatorial de siete años, cuyos resultados nefastos no vale la pena recordar en esta crítica. Goldman se fue quedando en nuestro país, tuvo hijos y armó una familia. Vive acá desde aquellos días de la llamada “Primavera Alfonsinista” y podemos decir que se acostumbró a este país “loco y salvaje”. Vivió la hiperinflación de Alfonsín y la de Menem, el vuelco del presidente que se anunciaba populista y la reencarnación de Facundo Quiroga en el mejor alumno de los años del triunfo neoconservador. Goldman empezó en algún momento a registrar todo lo que iba pasando en la Argentina y en 2014 se decidió a contar uno de los males endémicos que es la deuda externa y esa recurrencia Argentina de agotar los dólares y necesitar alguna forma de asistencia financiera. 

Interesado en captar la complejidad del tema de la deuda (eterna), el periodista empezó a preguntar y registró las entrevistas que abarcaron a expertos como Alfredo Zaiat o los economistas Axel Kicillof y Martín Guzmán, cuando ambos formaron parte de distinta forma de las conversaciones tratando de arreglar el tema y de refinanciarlo. Buitres es una crónica de los días que fueron desde el estallido del 2001 hasta el momento en que el presidente Néstor Kirchner reunió a los acreedores y les hizo una propuesta definida. El documental explica claramente como las deudas de naciones soberanas de distintos continentes en un momento dejaron de ser deudas concretas con determinados bancos o instituciones a partir de que alguien pensó un método que permitía transformar la plata en bonos que de repente eran negociados, al punto de que los deudores perdían el control de quienes eran sus acreedores. Esos bonos fueron creando una bomba de tiempo porque llegado el momento aparecieron los fondos de inversión con nombres bien concretos como el de Paul Singer

¿Qué hacía y hace esta gente? Compraba a precio vil esos bonos devaluados en manos de instituciones que sentían que era plata perdida. Los fondos buitres tienen tiempo, grandes abogados y el aparato judicial vinculado al partido republicano como el juez Griesa, que trataba las causas como si fueran litigios entre privados, sin poner en la balanza que de un lado había países esquilmados y del otro especuladores que en otro momento histórico hubieran sido repudiados pero en el mundo donde ganaron los Gordon Gekko (ver Wall Street de Oliver Stone), son respetados y no tienen vergüenza en reclamar por una deuda en la que ellos no arriesgaron nada. De hecho más bien se aprovecharon de la desesperación de los países en problemas a intereses usurarios y tenedores de la deuda que terminaron con bonos en sus cajas de seguridad por esas vueltas de la vida. 

El documental de Goldman explica de manera sencilla el estado horroroso de las cosas, el ambiente que hemos aceptado y los cambios económicos que forjaron un mundo donde es mejor no producir nada y poner la plata a trabajar por uno. 

Buitres termina en el momento exacto en el que el gobierno de Macri toma 150 mil millones de dólares de deuda para financiar una renegociación hecha entre amigos. Porque en 2015 y por cuatro años la Argentina que había cambiado la lógica de las negociaciones, volvió al viejo estilo de que los dueños del país (o sus gerentes) arreglaran con los acreedores entre gallos y medianoche. El documental termina con el gobierno de Macri volviendo al FMI. 

A pesar de haber quedado un poco a destiempo el documental aporta datos y miradas del mundo. Dura una hora y el tiempo está bien aprovechado. 

BUITRES
Buitres. Argentina, 2021.
Dirección: Mariano Mucci. Entrevistas a Martín Guzman, Axel Kicillof, Rafael Correa, Greg Palast y Adrián Paenza. Duración: 72 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here