Estreno en salas.

Anna Bronsky (la formidable Nina Hoss, que por su trabajo se alzó con la Concha de Plata a la Mejor Actriz en San Sebastián 2019) es violinista y al menos al principio, no se sabe por qué no toca y se dedica a la enseñanza en una escuela de música de élite. En el comienzo se ve una audición de ingreso y Anna discute con sus colegas para que un joven sea admitido. Y lo logra. A partir de allí el excepcional talento del alumno es puesto a prueba por la exigente profesora.

Pero a no confundirse, la película de la alemana Ina Wisse no se trata sobre la relación entre ambos personajes, al estilo de la perversa Whiplash: música y obsesión de Damien Chazelle, o si se quiere, La profesora de piano del aún más perverso Michael Haneke -, o al menos no solo de eso.

Anna tiene un esposo, un hijo (que también toca el violín, que no quiere, que igual tiene talento y a quien Ana descuida) apenas más chico que su aventajado alumno. Y un amante, también profesor en el mismo instituto donde enseña.

La audición trata sobre el esfuerzo, la dedicación, es sacrificio y si, esa dosis de obsesión aparentemente necesaria para desarrollar un don excepcional. El cuerpo, la psiquis y la vida personal sufren las consecuencias, así que la tragedia progresa irremediablemente.

LA AUDICIÓN
Das Vorspiel. Alemania/Francia, 2019.
Dirección: Ina Weisse. Intérpretes: Nina Hoss, Simon Abkarian, Jens Albinus, Sophie Rois, Thomas Thieme, Winnie Böwe, Serafin Mishiev, Ilja Monti, William Coleman, Jana Kuss, Oliver Wille, Mikayel Hakhnazaryan, Stephan Taubert. Guion: Daphne Charizani. Fotografía: Judith Kaufmann. Distribución: Zeta Films. Duración: 99 minutos.

Compartir