• Función 1: Sábado 20 de marzo | 19 h. | Quetren Quetren | Reservá tu entrada 
  • Función 2: Domingo 21 de marzo | 21.15 h. | Casa Brandon | Reservá tu entrada
  • Función 3: Martes 23 de marzo | 16 h. | El Cultural San Martín 2
  • Función online: Sábado 20 de marzo | 19 h. | Disponible por 72 hs. | Regístrate por única vez y accedé a las películas online para verlas a partir de su fecha de estreno. Mirá el instructivo.

La dopamina es uno de los muchos neurotransmisores que utilizan las neuronas para comunicarse entre ellas. Eso significa que la dopamina tiene una función muy importante en los espacios sinápticos, es decir, los espacios microscópicos en los que las células nerviosas establecen conexiones entre sí.

Si existe una literatura “del yo”, no es extraño que exista un registro audiovisual equivalente. Siendo el género documental uno de los espacios que más han crecido dentro del mundo y favorecido además, por los avances técnicos que permiten un registro más fácil de lo cotidiano.

Dopamina es un gran ejemplo de lo que se puede lograr registrando una historia personal y familiar sin perder registro de lo político. Ricardo Imery Valderrama fue durante los años ochenta del SXX, un dirigente estudiantil activo dentro de la izquierda universitaria colombiana. Una época atravesada por la política y por la lucha contra el narcotráfico, Había varias maneras de poner peligro la vida por esos años. Con el tiempo el dirigente juvenil estableció una familia con mujer y dos hojas cuando estalló algo en centro de esa familia, algo letal que pudo haber terminado con todo. Ricardo empezó a sentirse mal y luego de varios estudios recibió el diagnóstico: Parkinson. Doce años después de ese diagnóstico una de las hijas decide registrar el día a día de la familia. 

Natalia Imery Almario cuenta en Dopamina el devenir de su familia que no solo es atravesada por la enfermedad del padre sino también por la militancia de Natalia, cineasta con una pareja mujer, y entonces la película mete en su registro no solo la lucha del ex dirigente de izquierda con sus sueños de cambiar el mundo sino también el intento de Natalia y su pareja por darle a su vida algo más que la reafirmación de su sexualidad sino también poner en juego algo más. No fue fácil que los ideales clásicos de la izquierda se unan a la lucha por lo individual. Lo que Dopamina insiste en decir es que lo individual también es político y que lo reafirmación del derecho a vivir una sexualidad plena y libre no está enfrentado con la construcción de lo político. 

DOPAMINA
De Natalia Imery Almario (Colombia / Uruguay / Argentina. 2020) Competencia Oficial Internacional 

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here