• Función 1: Viernes 19 de marzo | 18 h. | Espacio INCAA Cine Gaumont | Reservá tu entrada 
  • Función 2: Domingo 21 de marzo | 15.55 h. | Museo de Arte Español Enrique Larreta | Reservá tu entrada
  • Función 3: Viernes 26 de marzo | 21.10 h. | Casa Brandon
  • Función online: Viernes 19 de marzo | 18 h. | Disponible por 72 hs. | Regístrate por única vez y accedé a las películas online para verlas a partir de su fecha de estreno. Mirá el instructivo.

Un hombre ve contracorriente de una multitud. Así se presenta este personaje que es pintor, lo sabremos rápidamente, cuando se levanta de su cama y comienza su tarea. Su casa está abarrotada de pinturas, en las paredes, en el techo, en el baño. Ya sabemos que es alguien que se destaca, un excéntrico, un artista empeñado en su obra. Este nuevo documental del dúo Sol Miraglia y Hugo Manso –quienes habían realizado Estudio Luisita– vuelve a trabajar sobre los artistas y el paso del tiempo.

En este caso, el retratado es Ricardo Cinalli, pintor que recrea el Renacimiento en la actualidad. Sus obras, grandiosas, monumentales, dejan ver cuerpos de hombres y mujeres desnudos que se entrelazan, se gozan, se disfrutan en un azul desteñido. Detallista y obsesivo, Cinalli viaja a Inglaterra de joven donde podrá desarrollar libremente su arte y su sexualidad.

Miraglia y Manso ponen su cámara al servicio del retratado, sobre todo del cuerpo del retratado, un cuerpo que envejece como algunas de sus obras. El cuerpo de Cinalli es una pintura en sí mismo, los planos detalle sirven para mostrar la semejanza con los cuerpos que él mismo pinta, un brazo, una mano, una parte de su torso. El paso del tiempo destruye sus pinturas y a la vez se acrecientan sus miedos pero Cinalli decide afrontarlos, deja atrás Inglaterra y vuelve a la Argentina, su pueblo chico. El vapor -esencia de lo efímero- quedara en Londres, en los baños públicos, en sus obras, en su casa. Ahora afrontará sus fantasmas y a la vez su propia vitalidad, la cámara lo acompaña siempre, no lo deja solo, se funde con el artista, se compromete con él.

Uno de las cuestiones más interesantes de Miraglia y Manso es el trabajo con el sonido que acompaña y a veces se desprende de la película logrando una autonomía que destila otros sentidos. El ruido de la lluvia, las gotas que caen del cuerpo de Cinalli, el sonido de la calle conforman un concepto sonoro que acompaña a la película en su recorrido.

Cuando el Olimpo choca con La Pampa es una película sensible que lucha contra el olvido de los artistas, contra el paso del tiempo, contra la destrucción, que apela al cuidado de las obras y sus artistas sin olvidar nunca la esencia de los hombres y mujeres. En definitiva, el viaje de Cinalli va de los vapores efímeros y densos de una Londres que va cambiando su fisonomía (como sus obras, como él mismo, como todos) hasta un pueblo en Santa Fe, con carnavales y espuma, también efímera, también cambiante.

CUANDO EL OLIMPO CHOCA CON LA PAMPA
De Sol Miraglia y Hugo Manso (Argentina, 2021. 73 minutos) 

Compartir