Disponible por plataformas de cine online de Cinemark-Hoyts.

No será la primera vez que Liam Neeson muestra su faceta dramática, tampoco será la última. Más allá de que se lo recuerde por numerosas sagas llenas de pura pulsión de venganza y acción desenfrenada, a fin de cuentas los personajes de Liam son padres, parejas, o figuras paternas que intentan, conmovedoramente, restablecer el bienestar de sus seres queridos.

Ese arquetipo paternalista que Liam encarna puede adaptarse a todo tipo de géneros, con mayor o menor éxito. En Un amor extraordinario la pareja que interpreta con Lesley Manville es entrañable. La dupla consolida una puesta actoral solida apoyados en un guion que destaca por plantear desde lo llano del cotidiano una dinámica de profundo amor y conocimiento mutuo. Construyendo así escenas de un gran naturalismo que sin dudas convocan un drama serio, apartado de lo lacrimógeno.

Aun así, el tema trabajado en la puesta es duro, el mal no encuentra un villano posible de derrocar a los tiros. Esta es una historia de resiliencia ante una enfermedad tan común como mortal. El personaje de Lesley Manville encuentra un bulto en su pecho, punto de partida desde donde comienza toda la ardua tarea de sanar.

Veremos a la pareja atravesar distintos conflictos, desde los más simples hasta los más complejos. La rutina, trastocada por el tratamiento, va haciendo sus efectos en la pareja como un lento veneno. Aun así, nos espera un final sin bajón, ya que lo destacable de la película es hacer protagonistas a los pequeños actos de resistencia (desde el amor), convencidos que el veneno también puede ser la cura.

UN AMOR EXTRAORDINARIO
Ordinary Love. Reino Unido, 2020.
Dirección: Lisa Barros D’S y Glenn Leyburn. Intérpretes: Liam Neeson, Lesley Manville, David Wilmot, Amit Shah, Lalor Roddy, Maggie Cronin, Desmond Edwards, Melanie Clark Pullen, Stella McCusker, Geraldine McAlinden. Guion: Owen McCafferty. Música: David Holmes, Brian Irvine. Fotografía: Piers McGrail. Duración: 92 minutos.

Compartir