• Función 1: Jueves 25 de marzo | 18 h. | Espacio INCAA Cine Gaumont | Reservá tu entrada 
  • Función 2: Domingo 28 de marzo | 17 h. | Museo de Arte Español Enrique Larreta – Aire Libre |Reservá tu entrada
  • Función online: Jueves 25 de marzo | 18 h. | Disponible por 72 hs. | Regístrate por única vez y accedé a las películas online para verlas a partir de su fecha de estreno. Mirá el instructivo

Todas las películas construyen mundos. Esto vale no solo para los géneros ficcionales sino también para el formato documental. Cuando la primavera se escapa… se presenta a sí mismo como un documental desde los créditos y ciertamente lo es. ¿Pero qué está realmente documentando? En principio, emerge lo evidente: la narración de la propia experiencia de Alonso -una reconocida actriz de teatro- como madre de Ulises, a través del uso de imágenes de antaño grabadas con un celular, su testimonio respecto de su relación con la fotografía y la pérdida de interés en este registro a partir que se da cuenta de que el vínculo que Ulises establece con la mirada es diferente al esperado. Es un montón y, sin embargo, no se está documentando solo eso.

Es decir, vemos interactuar a Eugenia y Ulises en el pasado y en el presente. La imagen de una Eugenia más joven con su pequeño bebé se yuxtapone con el registro del presente, Ulises acompaña a su madre al Teatro San Martín para la puesta de Hamlet que se está llevando a cabo. Ahora bien, esta puesta que por supuesto es real y se documenta en el interior de Cuando la primavera se escapa…, cobra otra dimensión. Eugenia allí es la madre de Hamlet y, como sabemos, es la madre que finalmente muere. Esta muerte literal en el texto de Shakespeare y también en la versión de Szuchmacher aparece como clave de lectura. Por supuesto, Eugenia madre no muere y casi es un alivio escuchar cómo le dice a Ulises “acá estoy, no estoy muerta”. Uno como espectador siente esa gratificación de la existencia de la madre para Ulises pero también a esta altura el documental sigue construyendo su mundo y ya entendimos que no se está solo registrando la relación hermosa entre ambos, llena de complicidad, encuentros y afecto. Cuando la primavera se escapa… está narrando la necesidad de desapego entre ambos y en este sentido, ciertamente una cara de la madre debe morir de manera simbólica. Este es el mundo que se está construyendo dentro de la película, el registro de una realidad que no ha terminado de tomar forma.

“Es importante que empieces a hacer cosas solo, sin mamá” dice una voz en off al comienzo. Esto, que es una frase que toda madre dice tarde o temprano -aunque muchas veces opera en la repetición-, aquí se impone casi como una misión de vida y de la película. Eugenia se presenta a sí misma como la portadora del gen que desencadenó que Ulises tenga síndrome de X frágil. A diferencia de otras condiciones que propician un déficit intelectual, este síndrome es no solo genético sino de origen hereditario. Pero esta cuestión, que es determinante en Ulises y también en el vínculo entre ambos, no encuentra gran desarrollo en la película. Las directoras, Alonso y Pieres, están más interesadas en poner el foco en el objetivo buscado: abrir un mundo para Ulises.

“Cuando se escapa la primavera, se libera del sueño. Los pájaros inmóviles, entran en los cantos. Los campos, en las flores, escondidos”. Estas frases, de las que se toma el título de este documental, son parte del poemario de Ulises Langer. En ellas se abre lo conocido a lo desconocido. Hay flores que pueden albergar aquello en lo que descansan. ¿Puede una flor contener un campo, tiene que ser siempre a la inversa? ¿Cómo logra un pájaro entrar en aquello que supuestamente expulsa? El mundo de Ulises es infinito. La película entonces implica enseñar a Ulises a aprender y aprehender lo finito, lo pequeño cotidiano, lo regular y que se repite como hacer una compra en un almacén. Un gesto tan pequeño y tan carente de interés y, sin embargo, el peso de su realidad es desesperante.

Honesto, bello y movilizante; un documental que documenta el apego y el desapego como dos caras de la misma moneda.

CUANDO LA PRIMAVERA SE ESCAPA, SE LIBERA DEL SUEÑO
De Eugenia Alonso, Josefina Pieres (Argentina, 2021. 60 minutos)

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here