Estreno en salas.

La sororidad llegó a las películas conocidas como de violación y venganza, dentro de lo que se conoce como explotation -de las que existen muchos exponentes de clase B-, relatos que incluso tuvieron grandes directores, como Abel Ferrara o Quentin Tarantino, solo para mencionar algunos.

Hermosa venganza empieza de manera engañosa con una escena en la que Cassandra “Cassey” Thomas (Carey Mulligan) se encuentra borracha en un boliche y un joven ejecutivo hace foco en ella. Se acerca, la seduce (y ella se deja seducir), la saca del boliche con rumbo incierto. La situación termina con una escena de acceso carnal no consentido que se corta abruptamente cuando ella demuestra no estar borracha y humilla al depredador. A partir de ahí la vemos a Cassey ejerciendo de vengadora y de cierta forma, representando a tantas mujeres abusadas por varones desagradables y violentos. En este comienzo vemos el mundo de la protagonista, que tiene treinta años, trabaja en una cafetería y vive con los padres que ya no saben que hacer para que la chica se decida a dejar la casa y le echan en cara sus salidas nocturnas, una deriva parece no llevar a ningún lado.

Más adelante llega a la cafetería un cliente especial, un viejo compañero de la universidad que casi no la reconoce de lo cambiada que la ve. Los antiguos compañeros de carrera se conectan y empiezan a recordar cosas de esa época. Este encuentro desvía a Cassey de su vida como vengadora en las sombras. La relación avanza de manera complicada pero parece asentarse, mientras tanto anota cosas en una especie de diario y ahí es donde la película cambia de tono y parece que estuviéramos viendo una comedia romántica.

La chica y Ryan Cooper (Bo Burnham) salen varias veces y la relación entre la protagonista y el ahora cirujano pediátrico se va consolidando, incluso cenan en la casa de los padres de ella y todo parece ir bien. Pero Cassey tiene una agenda propia y mientras parece ser la novia ideal, se dedica a rearmar su pasado y allí vamos conociendo la razón por la que abandonó la universidad. En principio su mejor amiga murió en circunstancias no muy claras, pero a medida que vuelve a reencontrarse con gente de sus años de estudiante nos enteramos que la muerte fue por lo que se conoce como violación en manada.

La película está escrita y dirigida por Emerall Fernell (conocida por interpretar a la princesa Margarita en la serie The Crown y por ser la show runner de Killing Eve) y se presenta como la gran representante del movimiento MeeToo en los premios Oscar de esta temporada.

No vamos a avanzar contando como elabora Cassey la venganza por lo que le ocurrió a su amiga Nina. Pero más allá de algunos problemas de guión y de los diferentes tonos que aborda la película, hay que decir que el resultado es interesante aunque el humor negro no es fácil de manejar y las vueltas de guión, que no paran hasta el último momento, por momentos son poco creíbles. Está claro que Hermosa venganza da en la tecla, conecta con los tiempos que corren, y que Carey Mulligan es una de las muy buenas actrices del presente.

HERMOSA VENGANZA
Promising Young Woman. Estados Unidos, 2020.
Guion y dirección: Emerald Fennell. Intérpretes: Carey Mulligan, Bo Burnham, Alison Brie, Connie Britton, Adam Brody, Jennifer Coolidge, Laverne Cox, Alfred Molina, Max Greenfield, Christopher Mintz-Plasse, Chris Lowell, Sam Richardson y Molly Shannon. Fotografía: Benjamin Kracun. Edición: Frederic Thoraval. Música: Anthony Willis. Distribuidora: UIP (Universal). Duración: 113 minutos.

Compartir