Película coral de Philipp Hartmann y Danilo Carvalho, que nos muestra las particularidades de dos ciudades sumamente alejadas. Por un lado, Dithmarschen al norte de Alemania rinde su territorio al avance faustoso del mar, por otro lado, en la región semiárida de Sertão (Brasil) las sequías periódicas se pronuncian y los habitantes de la zona conviven y sobreviven a ello.

El cambio climático afecta ambas comunidades en diversas maneras, sus personajes transitan vivencias familiares y personales en medio de la alerta meteorológica. Una cámara lucida registra la vida cotidiana trascurriendo en simultaneo, mientras las amigas viajan en moto para darse un chapuzón, un hombre no quiere evacuarse de su casa y continua su rutina solitaria.

Película concienzuda, pero por ello no dinámica y lúdica, el agua como tema central deriva y se encuentra presente en infinidad de historias. Su presencia, como fuente de vida, conecta las represas con los dioses. La escurridiza base material impregna todos y cada uno de los momentos de esta cinta.

Compartir