Disponible en Netflix

Catherine (Amanda Seyfried) y George (James Norton) se conocieron en la escuela de arte y están juntos desde entonces, con pequeña hija incluida. Catherine sigue pintando mientras que George dejó la pintura para dedicarse a la teoría y la enseñanza. George es ambicioso y mundano, Catherine es poco sociable y resigna sus propios deseos para seguir los de su marido. Detrás de la fachada de matrimonio feliz, las cosas no están bien en la pareja, algo de lo cual la bulimia de ella es apenas uno de los síntomas. George consigue un empleo como profesor en la universidad de una pequeña ciudad y con él va la familia para instalarse en una vieja casona. Está claro que Catherine no está entusiasmada ni con el viaje ni con su nuevo hogar y menos con el hecho de que allí no conoce a nadie. Pero ahí va, resignada, hacia donde las ambiciones de su marido dirigen al grupo familiar.

Una vez instalados en la casona decimonónica, empiezan a pasar cosas. La casa tiene un pasado que George se encarga de ocultarle a Catherine, y pronto se empiezan a suceder los típicos fenómenos sobrenaturales que delatan que los viejos ocupantes, aunque ya muertos, no se fueron del todo. Además, con el correr de los días, vamos descubriendo nuevas facetas del personaje de George, todas horribles. Si al principio parece un chanta algo vano aunque simpático y seductor, pasa sin mucho trámite a mentiroso y manipulador, y así sigue viaje hasta alcanzar cimas cada vez más siniestras y repelentes.

La apariencia de las cosas está basada en la novela “All Things Cease to Appear” de Elizabeth Brundage, que en español se tradujo con el mismo nombre del estreno local. Se trata, en su versión fílmica, de un thriller con elementos sobrenaturales que, aunque incluya alguno de sus tópicos como fantasmas o casas “embrujadas”, no es para nada un film de terror, y quienes busquen algo parecido no lo van a encontrar ni de casualidad, ni siquiera en los primeros momentos cuando la naturaleza de los espectros todavía no está clara. Por el contrario, el elemento sobrenatural está puesto más en una función esotérica, donde la idea es contraponer un materialismo mezquino (representado en George) y un espiritualismo bondadoso (representado en Catherine) en un blanco y negro sin matices que no admite discusiones. Catherine va a encontrar en vecinos del pueblo con inquietudes espiritistas la respuesta que está necesitando, mientras George en su loca carrera hacia la oscuridad va cometiendo tropelías con una torpeza y un atolondramiento que hacen pensar que el verdadero misterio es como no lo descubrieron todavía.

El mensaje de esperanza puesto en un espiritualismo que linda con la autoayuda sería lo de menos si no fuera porque además los personajes son chatos y unidimensionales, el suspenso no aparece, la tensión no funciona y las apariciones de lo sobrenatural carecen de misterio. Springer Berman y Pulcini se dieron a conocer en 2010 con American Splendor, una muy buena película mezcla de ficción y documental sobre Harvey Pekar, leyenda del cómic independiente norteamericano. Lo que ofrecen aquí es una mezcla poco afortunada entre Revelaciones (2000) y Ghost, la sombra del amor (1990), películas por cierto muy superiores, donde se afirman cosas como que desde el más allá nos cuidan, que las almas buenas se comunican con las personas buenas y los malos espíritus se las ven con la gente malvada. Así de plano, tranquilizador y aburrido.

LA APARIENCIA DE LAS COSAS
Things Heard & Seen. Estados Unidos, 2021.
Dirección: Shari Springer Berman, Robert Pulcini. Elenco: Amanda Seyfried, James Norton, Alex Neustaedter, Karen Allen, F. Murray Abraham, Natalia Dyer. Guión: Shari Springer Berman, Robert Pulcini, sobre una novela de Elizabeth Brundage. Fotografía: Larry Smith. Música: Peter Raeburn. Montaje: Louise Ford, Andrew Mondshein. Diseño de Producción: Lester Cohen. Dirección de Arte: Jonathan Mosca. Producción: Stefanie Azpiazu, Anthony Bregman, Julie Cohen, Peter Cron. Producción Ejecutiva: Shari Springer Berman , Stephen Lippross, Peter Pastorelli, Robert Pulcini. Duración: 121 minutos.

Compartir

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here