Disponible por plataformas de cine online de Cinemark-Hoyts.

El estreno de Un amor memorable, segunda película del actor, director y guionista británico, Harry Macqueen (Hinterland, 2014) se suma a la lista de películas que abordan temáticas relacionadas a los problemas neurológicos. Un retrato a un padecimiento actual e incurable, como vimos en la recientemente nominada El padre (2020) de Florial Zeller, por la que Anthony Hopkins recibió el Oscar al mejor actor, interpretando un personaje con demencia senil.

La propuesta de Macqueen narra la historia de una pareja gay de mediana edad, compuesta por Sam (Colin Firth) y Tusker (Stanley Tucci), quienes hace 20 años mantienen una sólida y afectuosa relación. Sam es pianista y Tusker, novelista y aficionado a la astronomía. Juntos formaron una buena vida, hasta que Tusker es diagnosticado con demencia. A partir de los primeros síntomas, deciden tomarse vacaciones y planificar un viaje por Inglaterra para visitar amigos, familiares y recordar los lugares donde se conocieron.

A bordo de su vieja casa rodante, el viaje se transforma en una suerte de road movie, en el que irán atravesando distintas etapas en relación al conflicto y a sus procesos internos. Durante el recorrido, la belleza del paisaje luminoso y los momentos distendidos contrastan con el agobio y la oscuridad que ejercen los espacios interiores donde enfrentan la verdad. Allí, el registro cercano e inmóvil de la cámara va captando sus gestos, la sinceridad de sus miradas, los diálogos, sus abrazos y el silencio de un duelo anticipado.

Al igual que en su primer película, el realizador ofrece un relato clásico bien narrado, en el que se destaca por las sutilezas, la elegancia compositiva y el esteticismo visual que logran las imágenes en manos del director de fotografía Dick Pope (nominado al Oscar por El ilusionista (2006) y Mr Turner (2014), y asociado al recuerdo de los climas y tonos característicos de las películas del británico Mike Leigh, con quien ha trabajado en reiteradas ocasiones.

Otra buena elección, fue la del tándem actoral Firth-Tucci que funciona muy bien acompañando al guion. La historia no sólo pone a prueba el amor y la capacidad de luchar, sino también la abnegación y el dilema moral en torno a las decisiones que depara una enfermedad irreversible. Así lo sintetiza la imagen que vemos, brevemente, de un árbol solitario y desnudo como encuadró Tarkovsky en El Sacrificio (1986).

La película resulta por momentos tan calculada, que si bien logra emocionarnos también nos ubica y distancia como meros observadores. Lo mismo sucede, con algunas escenas recurrentes a la temática: los discursos de despedida, las grabaciones y las fiestas sorpresas.

Exhibida en el Festival de San Sebastián, Un amor memorable nos acerca una historia dramática bien interpretada, que explora a través del amor de pareja, las distintas formas en la que elegimos vivir y apagarnos como una estrella supernova.

UN AMOR MEMORABLE
Supernova. Reino Unido, 2020.
Dirección y guion: Harry Macqueen. Intérpretes: Colin Firth, Stanley Tucci, Sarah Woodward, James Dreyfus, Tina Owens, Pippa Haywood, Lori Campbell. Fotografía: Dick Pope. Música: Keaton Henson. Duración: 93 minutos.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here