Chico ventana también quisiera tener un submarino, la opera prima de Alex Piperno -coproducción entre Uruguay, Argentina, Brasil, Holanda y Filipinas-, aborda lo fantástico a través de un relato que sitúa el relato en un crucero turístico, de donde el protagonista se ausenta a través de una puerta del barco que lo conecta con un departamento de Montevideo donde vive una mujer con la cual entabla una relación, mientras que en paralelo, en el interior selvático de Filipinas, un grupo de campesinos descubre un refugio cerca de su campamento y resulta comunicar también con otra realidad.

Aunque admite su admiración por cienastas como Apichatpong Weerasethakul, Robert Bresson, Tsai Ming-Liang, Carlos Reygadas y Pedro Costa, Piperno prefiere eludir la pregunta sobre sus influencia porque para el realizador “Las referencias hablan más del espectador que de la película” y completa, “las referencias generan el final de la conversación, el descubrimiento de una certeza”.

Entrevista publicada en oportunidad de la presentación de Chico ventana también quisiera tener un submarino en la 29 edición del Festival de Biarritz.

Compartir

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here