Estreno en salas.

La familia es el tema que obsesiona al realizador japonés Kore-eda Hirokazu (Nuestra hermana menor, Después de la tormenta, Nadie sabe, Somos una familia) y si bien Fabienne Dangeville, la estrella que compone Catherine Deneuve y Lumir, su hija guionista -a cargo de Juliette Binoche-, distan mucho de los personajes comunes del resto de la obra del realizador japonés, los chispazos entre ambas esconden y a la vez explicitan una historia de desencuentros, malos entendidos y secretos.

Mientras la célebre actriz está transitando el último tramo de su carrera -mientras rueda una película donde ya no es protagonista- y se dedica a hacer comentarios venenosos sobre todo y todos los que la rodean, llega su hija de Estados Unidos a visitarla junto a su esposo Hank (Ethan Hawke como un actor con una carrera mediocre) y su pequeña hija.

Lo cierto es que además del drama, el tono de la película también contiene una parte de liviandad, así que se adivina un divertido juego entre Deneuve como una arrogante madre tremenda -cada escena que la incluye pone irremediablemente en segundo plano al resto del elenco- y Binoche como la hija a la sombra del mito. Leve y sin pretensiones, en su primera incursión en el cine fuera de Japón, el irregular Kore-eda concreta un buena película sin la gravedad de trabajos anteriores.

LA VÉRITÉ
La verdad. Francia / Japón, 2019.
Dirección y guión: Kore-eda Hirokazu. Intérpretes: Catherine Deneuve, Juliette Binoche, Ethan Hawke, Clémentine Grenier, Manon Clavel, Alain Libolt, Christian Crahay, Roger Van Hool, Ludivine Sagnier. Fotografía: Eric Gautier. Montaje: Hirokazu Koreeda. Música: Alexei Aigui. Diseño de producción: Riton Dupire-Clément. Dirección artística: Riton Dupire-Clément. Vestuario: Pascaline Chavanne. Distribuye: Maco Cine. Duración: 106 minutos.

Compartir