Estreno en cines.

El escuadrón suicida” llegó para solucionar lo que fue el desastre de Escuadrón suicida de David Ayer, aunque en ese caso el desastre parece haber sido más de Warner que del director. Ya no importa en realidad, porque lo que nos trajo James Gunn borra cualquier cosa que se haya hecho antes.

En el comienzo nos presentan un escuadrón suicida conformado por personajes con varios crímenes que purgar en la cárcel, a los que el estado les hace una oferta imposible de rechazar. Si participan de una operación muy arriesgada pueden ganarse la libertad, pero como estos sujetos son todos difíciles de manejar se les implanta un explosivo en la cabeza por las dudas de que se les ocurra desertar, monitoreados y con el que los esté mirando con el ok para apretar el botón. Una vez presentados, los “suicidas” no cuentan a los espectadores de qué se trata la misión. En una isla caribeña llamada Corto Maltese (lindo guiño para los lectores de historietas), un científico consiguió el apoyo de la familia gobernante, pero ahora hay que destruir el proyecto del científico. El asunto es que la familia gobernante fue desbancada por unos generales locos, más locos incluso que la familia de dictadores.

Son muchas las sorpresas que se van produciendo desde el comienzo, en el que se escucha la inoxidable “Folsom Prison Blues” de Johnny Cash, hasta el final de la película.

Recordemos que James Gunn fue el que se sacó de la manga una gran películas como Los guardianes de la galaxia en el MCU (Universo Cinematográfico de Marvel). La segunda parte no resultó ser gran cosa pero estamos esperando la tercera, aunque en el camino pasaron cosas y Gunn quedó desafectado de Marvel por unas frases desafortunadas en Twitter. El director se lo tomó con tranquilidad y mientras duró esa separación entró al mundo de DC para filmar esta película. Mientras tanto el elenco y otros allegados le arreglaron el asunto de la cancelación (por floja de papeles) y ahora ya está trabajando en el cierre de la trilogía de Star Lord y sus amigos.

El escuadrón suicida no anda con vueltas es una propuesta audaz dentro del marco del mundo del cine basado en historietas. Es ágil, mordaz, violenta con momentos gore y con un elenco en el que pueden brillar, desde John Cena (que si no tiene un buen director puede ser un desastre), hasta Margot Robbie, pasando por Idris Elba y el mismísimo Sylvester Stallone, que le pone la voz a Rey Tiburón. Por esta vez nos libramos del pesado de Jared Leto, salvo que David Ayer se haya guardado un Director’s Cut de la película anterior.

Cualquier cosa que agreguemos arruinaría la experiencia, que es tan sangrienta como placentera.

El escuadrón suicida (The Suicide Squad, Estados Unidos/2021). Guion y dirección: James Gunn. Elenco: Idris Elba, Margot Robbie, John Cena, Viola Davis, Alice Braga, Peter Capaldi, Daniela Melchior, David Dastmalchian, Steve Agee, Michael Rooker, Joel Kinnaman, Juan Diego Botto Nathan Fillion, Jai Courtney, Flula Borg, Pete Davidson, Mayling Ng, Sean Gunn y Lynna Ashe. Fotografía: Henry Braham. Edición: Fred Raskin y Christian Wagner. Música: John Murphy. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 132 minutos. Apta para mayores de 13 años. Estreno en cines y próximamente en la plataforma de streaming HBO Max.

Compartir