Dwayne “The Rock” Johnson, el actor mejor pago de Hollywood, renunció a su personaje de Hobbs para las dos últimas entregas de la exitosa franquicia de Rápido y furioso, informó la producción.

Durante la entrevista concedida al medio estadounidense Collider, el productor Hiram Garcia dijo que tras rodar la octava película, La Roca “tomó la firme decisión de terminar con su paso por Fast and Furious por motivos evidentes”, haciendo referencia a la mala relación que hay entre él y el líder de la franquicia, Vin Diesel.

“Le deseó lo mejor a todos. Su decisión hizo que nos centráramos en otros devenires narrativos”, ha explicado el productor antes de dejar claro que “aunque no estará en Rápido y furioso 10 y 11, eso no interferirá con los planes para Hobbs”, en clara referencia a los spin off que están en carpeta.

Hobbs & Shaw, la primera entrega del spin off de Rápido y Furioso.

“En estos momentos estamos intentando imaginar lo que va a ser la secuela. Tenemos algunas ideas bastante grandes”, dijo García.

“Estamos trabajando para dar algo realmente único y fresco y sabemos que el estudio está deseando que os lo demos los antes posible”, agregó, citado por la agencia de noticias Europa Press.

En una entrevista concedida recientemente, Diesel ha señalado que el conflicto se originó cuando él, como productor de la saga, actuó con “mano dura” durante el rodaje de la octava entrega de la saga para sacar lo mejor de Johnson.

Johnson, en tanto, dijo que se ha reído mucho con las declaraciones de su ex-compañero de reparto.

Compartir