El II Festival de Cine por Mujeres en escena se realizará entre el 14 y el 20 de noviembre, de manera online y gratuita para toda la América Latina. La programación incluye siete películas en competencia, provenientes de Argentina, Brasil, Colombia y Perú.

Una particularidad de esta edición es que la votación a la Mejor Película será realizada por el público, desde la web del festival.

El festival busca poner en evidencia el trabajo de directoras latinoamericanas, proporcionando un espacio de difusión a películas dirigidas por mujeres, que tienen poco lugar en el circuito comercial.

El festival nació en Brasil, en el 2016, en el formato de muestra. Ese año participaron importantes directoras latinoamericanas como Lucrecia Martel, Claudia Llosa, Mariana Rondón, Paz Encina, Marialy Rivas, Laís Bodanzky, entre otras y profesionales del mercado audiovisual brasileño para juntas discutir el posicionamiento de la mujer latinoamericana en el mercado audiovisual. Frente al éxito de esta primera experiencia, las organizadoras decidieron crear un festival a realizarse en Buenos Aires, donde anualmente se pueda tener un espacio de difusión e interlocución entre las realizadoras y el público.

“Nuestro objetivo siempre es darle voz y espacio a películas dirigidas por mujeres latinoamericanas y sea virtual o presencial, lo importante es luchar para mantener un espacio de difusión e interlocución”, señalaron las directoras de “Mujeres en escena” Andrea Armentano y Sofía Torre. Con la muestra, además de promover un intercambio cultural entre los países latinoamericanos, buscan evidenciar el cine realizado por mujeres con películas que abordan importantes temáticas, posibilitando una visión más amplia de la realidad latinoamericana.

Programación completa

Cada una de las películas estará disponible online el día en la que se la programa entre las 0 y las 24 en la web del festival.

14 de noviembre -ESPERO QUE ESTA TE ENCONTRES E QUE ESTEJAS BEM, de Natara Ney (Brasil) En enero de 2011, un lote de cartas de amor fue encontrado en una feria de antigüedades, todas escritas por una moradora de Campo Grande para su novio de Rio de Janeiro. Durante dos años, 1952/1953, ella relata sobre la pasión y la distancia. A partir de este hallazgo, se inicia una investigación para localizar esta apasionada pareja y encontrar el cierre de este romance. Una historia sobre el amor, el tiempo y la memoria.

15 de noviembre – ANGÉLICA, de Delfina Castagnino (Argentina) Angélica va a cumplir 40 años, no trabaja, no tiene pareja ni hijos y vive en la casa de su madre, que murió hace poco. La casa, en la que Angélica pasó su infancia, va a ser demolida para construir un edificio. El dinero de la venta se lo reparten Angélica y su hermana, quien la ayuda a hacer las valijas para irse. Pero, sin que ella sepa, Angélica vuelve a la casa, rompe un vidrio y entra, convirtiéndose en una ocupante ilegal de su propio hogar. Angélica no piensa marcharse, no va a rendirse, dispuesta a luchar con quien sea que intente transformar su realidad.

16 de noviembre – BABENCO – Alguém tem que ouvir a voz do coração e dizer: Parou, de Bárbara Paz (Brasil) “Ya viví mi muerte, ahora solo me falta hacer una película al respecto” – le dijo el cineasta Héctor Babenco a Bárbara Paz, cuando se dio cuenta de que no le quedaba mucho tiempo en la vida. Aceptó una misión y ganó el último deseo de su compañera: ser protagonista de su propia muerte. Babenco hizo de su cine medicina y comida para seguir viviendo. es la primera película de Bárbara Paz pero también, en cierto modo, el último trabajo de Héctor, una película sobre rodar para no morir nunca.

17 de noviembre MUJER DE SOLDADO, de Patricia Wiesse Risso (Perú) En el poblado de Manta ocurrieron hechos innombrables. Varias jóvenes tuvieron que huir de ahí y fueron despreciadas para siempre. Se les condenó sin que nadie les pregunte por qué lo hicieron. Treinta años después, Magda decide regresar para reencontrarse con su pasado, ahora que afronta un proceso judicial que puede restituirle la dignidad y el honor que su pueblo le ha negado.

18 de noviembre LÍNEA 137, de Lucía Vassallo (Argentina) En Argentina cada 23 horas muere una mujer víctima de femicidio. El documental intenta hacer visible y difundir la situación de padecimiento que atraviesa a todas las clases sociales, poniendo el foco en el trabajo cotidiano del programa “Las Víctimas contra Las Violencias”.

19 de noviembre BIABU CHUPEA. Un grito en el silencio, de Priscila Padilla (Colombia) Luz, de la comunidad indígena Emberá-Chamí en Colombia, se fue hacia Bogotá cuando descubrió que había sido víctima de mutilación genital femenina al nacer. Luz lucha por abrirse camino en la ciudad, hasta que conoce a Claudia, una compañera Emberá-Chamí. A través de su amistad, Claudia decide viajar al territorio Emberá para iniciar un diálogo con otras mujeres y alentarlas a realizar cambios urgentes para acabar con esa práctica.

20 de noviembre (sábado) LAS FURIAS, de Tamae Garateguy (ARGENTINA) Guadalupe, hija del hombre poderoso del pueblo del Desierto y Leonidas, heredero líder de la comunidad huarpe, se enamoran y son separados cruelmente por sus familias, al reencontrarse emprenderán una sangrienta venganza con todos los que les hicieron mal.

Compartir