Estreno en salas.

Imaginar un par de hermanas negras de un barrio humilde y un poco marginal triunfando en un mundo como el del tenis -que cargaba nada menos que con el apelativo de “El deporte blanco”- hace unos años era una quimera, pero Richard Williams lo hizo. Imaginó que sus dos hijas, Venus y Serena, podían hacerlo y además de romper con las tradiciones del mundo de ese deporte, iban a lograr sacar a toda la familia de esos barrios marginados. Rey Richard: Una familia ganadora es la historia de Venus y Serena Williams pero tomando como personaje central al padre de ambas, para así, mostrar al resto de la familia.

Si buscan en la web se encontrarán que el señor Williams aparece como “entrenador de tenis”. Para lograr ser conocido de esa manera, este hombre nacido en 1942 en el estado de Luisiana que cuanto pudo se fue a Chicago y ya casado, se mudó a Los Angeles al dificil condado de Compton, tuvo que escribir un plan y cumplirlo a rajatabla.

Para los fanáticos del tenis y para cualquiera que les guste las películas sobre deportes, la película es claramente un plato fuerte irresistible aunque para saborear este plato hay que ver  a Will Smith como Richard Williams . A favor digamos que la manera en que la película muestra a King Richard no es nada complaciente. Por un lado está esa lucha del padre por imponer su plan de creación de dos campeonas, pero está también el medio ambiente hostil del barrio y los prejuicios que tuvieron que enfrentar.

Hay momentos realmente muy divertidos en los que se ve lo que pudo hacer Williams por sus hijas. Los fans de ambas tenistas seguramente conocen muchas de las historias que se cuentan en la película, por eso no se sorprenderán con momentos como cuando los Williams se presentan ante el entrenador de estrellas como McEnroe y Sampras, Paul Cohen (Tony Goldwyn), para que dedique su valioso tiempo para ver jugar a dos niñas negras con escasas posibilidades de avanzar en el mundo del tenis profesional.

Con Venus y Serena como productoras junto a Will Smith, quizás el mayor problema de la película sea lograr equilibrar la manera en que vamos siguiendo la carrera de las dos niñas en el mundo del tenis y permitir el lucimiento de Will Smith. Ese tironeo es, seguramente, lo que estiró la duración a 146 minutos cuando claramente le sobran al menos 20.  Aparte del tema de la extensión, la película es disfrutable, básicamente, para todos aquellos a los que las biopics del deporte les pegan en el corazón.

REY RICHARD: UNA FAMILIA GANADORA
Rey Richard: Una familia ganadora (King Richard, Estados Unidos/2021). Dirección: Reinaldo Marcus Green. Elenco: Will Smith, Aunjanue Ellis, Saniyya Sidney, Demi Singleton, Tony Goldwyn, Jon Bernthal, Andy Bean, Kevin Dunn y Craig Tate. Guion: Zach Baylin. Fotografía: Robert Elswit. Edición: Pamela Martin. Música: Kris Bowers. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 146 minutos. Apta para mayores de 13 años.

Compartir