Estreno en el Complejo Gaumont (jueves 30 de diciembre), en Cine Ar TV (jueves 30 de diciembre y 1 de enero a las 20) y en Cine.ar.

De la mano de Pablo Tabernero (1910-1996), director de fotografía de Hugo del Carril, Carlos Hugo Christensen, Luis Saslavsky y Mario Soffici, el por entonces adolescente “Chango” Felix Monti queda deslumbrado al conocer el trabajo de iluminación y composición de Tabernero en los Estudios San Miguel mientras se filmaba La Quintrala (1954), de Del Carril. Desde ese momento, supo que dedicaría su vida a trabajar narrativamente con la luz.

El documental dirigido y fotografiado por Alejandra Martín (Diario de Ana y Mía, 2012) y Paola Rizzi, es un homenaje en vida a la obra de un artista que, como él mismo expresa “hago lo que deseo al trabajar con la cámara y con la luz, tratando de relacionar la expresión teatral con el cine”.

Admirador de Gregg Toland, Sven Nykvist y Gordon Willis, el talentoso Monti, a sus 83 años, sigue aportando una mirada exquisita y sensible tanto al cine como al teatro nacional, al que ama. Sus trabajos de iluminación en películas memorables como Sur de Pino Solanas; Yo, la peor de todas, de María Luisa Bemberg; Un muro de silencio, de Lita Stantic; y las dos películas argentinas ganadoras del Oscar: La historia oficial, de Luis Puenzo; y El secreto de tus ojos, de José Luis Campanella, convirtieron al Chango en un reconocido e incansable artista de la imagen.

“La luz descubre las cosas, nace del negro, en donde no había algo comienza a mostrarlo” dice, casi con timidez, la voz serena y pausada del Chango mientras se suceden distintas escenas de películas y obras teatrales en las que trabajó y sigue haciéndolo desde hace 50 años.

A sus comienzos como aprendiz en la etapa de oro del cine argentino, su experiencia en publicidad comercial junto a Luis Puenzo, en los años 60, lo llevará a trabajar con destacados directores y directoras de nuestro cine desde los años 80 hasta la actualidad, quienes nos darán testimonio de su trabajo junto al fotógrafo. De esa manera, las realizadoras combinan las entrevistas y las imágenes de archivo con el registro cercano de Monti durante su desempeño en la dirección de fotografía de Mamá se fue de viaje de Ariel Winograd y en la obra La farsa de los ausentes de Pompeyo Audivert en el Teatro General San Martín.

“Hay que tratar de lograr con la luz, el sueño de otro”, así lo expresa Monti en su rol de traductor y artífice del deseo de quienes escriben historias. Y si hay algo que se destaca en la película es cómo la pasión por el arte se transforma en la razón de ser para un hombre que se constituye y concibe a través de su oficio. El resultado de esa combinación, acompañado de la humildad y simpleza con la que trabaja junto a su equipo, hacen la diferencia.

En Chango, la luz descubre, Alejandra Marín y Paola Rizzi logran un relato cálido y respetuoso sobre un hacedor de imágenes, reconocido con el Premio Astor Piazzolla a la trayectoria en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata 2021. Un maestro que sigue reinventándose, al saber que siempre hay una oportunidad para hacerlo mejor. 

CHANGO, LA LUZ DESCUBRE
Chango, la luz descubre.
Argentina, 2021.
Dirección y fotografía: Alejandra Martín y Paola Rizzi. Producción y Guión: Alejandro Hartmann. Edición: Fernando Vega/ Música Original: Ciro Hartmann Martín. Post de Sonido: Gaspar Scheuer. Cámara: Lucrecia Ferraro, Alejandra Martín, Sergio Chiossone. Sonido: Juan José Suarez, Pablo Trilnik. Jefe de Producción: Nicolás Carnavale. Asistente de Dirección: Samanta Bianucci. Duración 84 minutos.

Compartir