El realizador Peter Bogdanovich, recordado por títulos como La última película y Luna de papel, falleció hoy a los 82 años, según informó The Hollywood Reporter. Su hija, Antonia Bogdanovich, dijo a ese medio que el cineasta con medio siglo de trayectoria murió poco después de la medianoche, por causas naturales, en su casa de Los Ángeles.

Bogdanovich había nacido en 1939 en Nueva York y fue de los directores más importantes del Nuevo Hollywood de la década de los 70 y para muchos, el nexo entre la vieja industria dominada por los grandes estudios y la modernidad.

Su legado incluye una veintena de reconocidos títulos, entre ellos ¿Qué me pasa, doctor?, de 1972, y Luna de papel, de 1973 y como crítico dejó textos imprescindibles sobre figuras como Frank Capra, King Vidor, Cary Grant, John Ford, Buster Keaton y Orson Welles.

Fanático del cine desde niño, inició su carrera artística en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), donde preparó una antología de películas sobre Orson Welles y Howard Hawks y a la vez fue forjándose como un prestigioso crítico de cine.

En 1964 se mudó a Los Ángeles en donde fue ayudante de dirección de Roger Corman, quien produciría su primer largometraje, Déjalos morir (Targets), trabajo al que le siguieron documentales sobre los cineastas Howard Hawks y John Ford.

En 1971 comenzó el rodaje de La última película, un drama en blanco y negro ambientado en Texas que consiguió los Oscar a mejor actor secundario y actriz secundaria (Ben Johnson y Cloris Leachman), además de seis nominaciones.

Ese fue el preludio de una prolífica carrera en la que aparecen títulos como Al fin llegó el amor (At Long Last Love), de 1975; Cohen y Tate (Cohen and Tate, 1984) o Esa cosa llamada amor (The Thing Called Love, 1993), El maullido del gato (The Cat’s Meow, 2001), y que se alargó hasta 2015, cuando lanzó su última película, Terapia en Broadway (She´s Funny that Way, 2014).

En 2016 fue uno de los invitados destacados de la 18a. edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine (Bafici), en donde además de proyectarse un foco con sus películas, dio una clase magistral en el Centro Cultural Recoleta.

Compartir