Estreno en el Complejo Gaumont.

Aparentemente el eje de la película es sencillo: chico conoce a chica e intentan un romance. Él, 24 años, estudiante de arquitectura que ha hecho una pausa en su carrera, trabaja en una librería, le gusta el cine, la música y la literatura. Es indeciso, volátil, adolescente tardío. Ella, 28 años, estudia para ser chef, es paraguaya, durante la semana trabaja en una casa de familia, los fines de semana cuida a una señora mayor. Es más decidida, más esperanzada. Estos dos mundos tan marcados en la película en sus diferencias, se cruzan y se descruzan en los trayectos por la ciudad, mientras viajan en auto, mientras caminan por la ciudad, mientras intentan ver una película juntos.

Los paseos, de Esteban Tabacznik, ensaya un tema más que interesante; tensionar sus materiales hasta hacerlos estallar. Lamentablemente la explosión nunca se produce, quizá la película carece de sustancia donde esos materiales se conformen. Esos materiales son opuestos y a la vez complementarios; chico consigue un trabajo extra, sacar a pasear en auto a la señora y a su cuidadora. Largos viajes hacen los tres, recorren la ciudad, la observan, le ponen contenido a las estructuras edilicias, cuentan historias de espacios y de casas; el problema es que el gesto de apropiarse de esos espacios nunca se completa. Ese contenido, esa sustancia se desvanece y Los paseos es pura forma, como esos edificios que bordean la ciudad. Esa ciudad que se tensiona entre la Avenida Libertador y el barrio de Lugano; entre los parques y los edificios; entre las imágenes de Evita, Cristina, Fassbinder, Paulo Rocha y las imágenes sonoras de Bach, la ópera, el cine francés en blanco y negro. En estos recorridos también aparece una desdibujada tensión de clase que se autoreprime y se diluye en el bamboleante movimiento del auto en las calles.

La película fluye en sus formas, en el modo en el que está filmada, en su erudición constante; fluye como esos paseos amables por la ciudad, pero se estanca en la carencia de profundidad, en su ideología fluctuante, en sus miedos; como sus personajes. Tal vez, ese doble estancamiento sea la virtud de la película, aquello que cuenta es coherente con la manera en que lo cuenta, aunque a veces no alcance.

LOS PASEOS
Los paseos. Argentina, 2022.
Guion y Dirección: Esteban Tabacznik. Intérpretes: Sergio Mayorquín, Camila Peralta, Rosa Marco, Agustina Rudi, Santiago García Ibáñez, Gaby Ferrero, Alejandro Catalán, Iván Moschner, Mario Bodega, Leonardo Murúa, Alvaro Mugrabi. Con la participación especial de Susana Pampín y Adela Sánchez. Dirección de fotografía: Fabiano Quaglia. Montaje: Vanina Cantó, Joaquín Aras, Manuel Ferrari y Esteban Tabacznik. Asesoría de Montaje: Alberto Ponce. Dirección de Arte: Estefanía Ríos. Director de Sonido: Gonzalo KomelMezcla de sonido: Francisco Pedemonte y Juan Molteni. Ilustraciones: Juan Luis López. Música original: Sonia Alvarez. Duración: 99 minutos.

Compartir