Estreno en salas.

El estreno de Spencer, la película del chileno Pablo Larraín sobre Diana, la princesa de Gales, podría generar el interrogante sobre la necesidad de abordar una vez más la trágica  historia de Diana Frances Spencer, más conocida de Lady Di.

Sin embargo el film esquiva la biopic tradicional sobre cualquier personaje conocido y desde la ficción, muestra el derrumbe psicológico de la protagonista durante tres días de una reunión de la familia real.

Larraín, que ya había ensayado una incursión a la psiquis con Natalie Portman en la piel Jacqueline Kennedy en Jackie, profundiza el procedimiento en Spencer con una extraordinaria Kristen Stewart en la piel de la atormentada Diana, que deambula, sufre y hasta alucina por los pasillos vacíos de un castillo.  

Así, la feroz vigilancia de la familia Windsor de los pasos y actitudes sobre la princesa de Gales, es una presencia explícita y amenazante a través de los sirvientes, la absurda etiqueta para cada hora del fin de semana, que incluso habilita a algunos pasajes con elementos del cine de terror, que funcionan como un espejo del estado mental de la Diana.

Si bien es una ficción, la construcción del perfil de la princesa es perfectamente verosímil y se monta sobre la rebeldía y la necesidad de mantener su esencia en medio de un modo de vida que incluye traiciones, silencios e hipocresía.

El universo endogámico y lúmpen de la realeza británica tiene una puesta vistosa y sin fisuras. Pero lo verdaderamente importante del relato es la batalla dentro de la mente de Diana, en donde el fantasma de Ana Bolena y su trágico fin -que el personaje identifica con su propio destino- tiene tanto peso como la lucha invitáblemente perdida por preservar su individualidad y su rol de madre en un ambiente hostil, regido por las convenciones y la frialdad, en donde cualquier conflicto se licúa o esconde en aras de sostener el régimen monárquico.

SPENCER
Spencer, de Reino Unido/Chile/Estados Unidos/Alemania, 2021.
Dirección: Pablo Larraín. Guión: Steven Knight. Intérpretes: Kristen Stewart, Timothy Spall, Jack Farthing, Sean Harris, Stella Gonet, Sally Hawkins, Amy Manson, Jack Nielen, Freddie Spry, Emma Darwall-Smith. Producción: Pablo Larraín, Paul Webster, Janine Jackowski, Juan de Dios Larraín, Jonas Dornbach y Maren Ade. Duración: 117 minutos.

Compartir