Estreno en salas.

Uncharted es una serie de videojuegos que está entre los más populares y a la vez más premiados de la industria. Con su primer juego lanzado en 2007 y cuatro entregas más, la última en 2017, alcanzó ventas millonarias. Aclamado por la crítica y los fans, era cuestión de tiempo para que llegara la versión cinematográfica que se sumaría a la serie ya extensa de adaptaciones de videojuegos que Hollywood viene emprendiendo hace tiempo, en general con resultados bastante pobres. Uncharted, la película, no viene a dar vuelta la tortilla drásticamente en ese sentido, pero presenta un producto más digno que la mayoría de las películas realizadas con la misma intención.

Uno de los motivos por los cuales en este caso la transición funciona más naturalmente es porque ya el videojuego toma elementos que son propios del cine, en particular el cine de aventuras clásico. Son varios los que señalan (y entre ellos sus propios creadores) la influencia que en Nathan Drake, el personaje principal, tiene Indiana Jones. Y como para reforzar ese lazo, el querido arqueólogo aventurero es mencionado explícitamente en la película, mientras algunas escenas, en particular la de búsqueda de pistas y trampas entre las catacumbas de Barcelona, recuerdan fuertemente al comienzo de Los cazadores del arca perdida.

El encargado de encarnar al cazador de tesoros Nathan Drake es Tom Holland. El film muestra los orígenes del personaje y lo muestra en el periodo en que conoce al que será su compañero de aventuras y suerte de mentor, Victor Sullivan o “Sully” (aquí interpretado por Mark Wahlberg) con quien va a vivir su primera gran aventura que tiene que ver con la búsqueda del tesoro presuntamente hallado por la expedición que dio la vuelta al mundo iniciada por Fernando de Magallanes y concluida por Sebastián Elcano en el siglo XVI. Nathan tiene motivos personales para involucrarse además del oro y es que ese viaje lo remite directamente a su hermano mayor, a quien no ve desde su infancia y de quien Sully afirma fue su socio y principal promotor de la misión antes de desaparecer. Esta búsqueda los va a meter en unas cuantas situaciones peligrosas porque obviamente no son los únicos interesados en hallar el tesoro oculto. 

Holland y Wahlberg muestran química juntos, algo fundamental en un film que funciona también como Buddy Movie. Este dúo se amplía a trío con la inclusión de Chloe Frazer (Sophia Ali), también cazadora de tesoros y personaje recurrente del juego. Lo que le da ese carácter de relación conflictiva, propio del subgénero, es que, a pesar del interés en común que los obliga a trabajar en sociedad, ninguno de los tres confía en el otro y razones no les faltan porque ninguno hizo méritos para ello en el pasado o incluso el presente salvo a veces el (al principio) ingenuo Nathan, y en parte el relato es sobre la construcción entre ellos de un vínculo más sólido. Y si los protagonistas hacen lo suyo con oficio es claramente Holland el que brilla, no solo en la comedia sino también por su entrega física que hace que se ponga la película al hombro combinando dotes de bailarín, luchador y acróbata.

Ruben Fleisher, responsable de Zombieland (2009), Zombieland: Tiro de gracia (2019) y Venom (2018), vuelve a explotar su talento para la comedia y aquí se juega de lleno por la acción y la aventura pulp. La primera escena ya establece el tono: Un despliegue de acción vertiginosa donde el protagonista cuelga de un avión en vuelo luchando por no caer al vacío. Esta escena que cronológicamente corresponde a un momento posterior del relato y se cierra con un cliffhanger para recién ahí mostrar los orígenes del personaje, está puesta ahí con la clara intención de golpear primero y anunciar cómo es lo que se viene.

A lo largo del film hay unos cuantos guiños para los gamers entre ellos un cameo de Nolan North, quien hace la voz de Drake en el juego, y el final deja todo explícitamente servido para una secuela que los números dirán si es factible. Uncharted no cuenta nada nuevo y es más bien un refrito de unas cuantas influencias, es genérica y a veces previsible, pero es ágil, entretenida y sus personajes son interesantes y queribles. No es poca cosa y ciertamente es más de lo que la mayoría de los films basados en videojuegos nos tiene acostumbrados.

UNCHARTED: FUERA DEL MAPA
Uncharted. Estados Unidos, 2022.
Dirección: Ruben Fleischer. Intérpretes: Tom Holland, Mark Wahlberg, Sophia Ali, Antonio Banderas, Tati Gabrielle. Guión: Rafe Judkins, Art Marcum, Matt Holloway, Jonathan Rosenberg, Mark D. Walker. Fotografía: Chung Chung-hoon. Edición: Chris Lebenzon, Richard Pearson. Música: Ramin Djawadi. Diseño de Producción: Shepherd Frankel. Duración: 115 minutos.

Compartir