Estreno en salas.

El cuidado del medio ambiente enfrenta dilemas que ponen en juego las diferentes formas y propósitos que implica la explotación del suelo y del agua, no sólo en relación a la economía sustentable y a las fuentes laborales que genera, sino también en virtud de la contaminación provocada por el mal uso de los recursos naturales que afectarán nuestro planeta. Lograr un equilibrio que beneficie a muchos y aprender de la cultura de los pueblos milenarios, forma parte del objetivo de Axiomas. La verdad escrita en el agua, opera prima de la psicóloga y cineasta, Marcela Luchetta.

Abrazando las causas del cine ambientalista y etnográfico, la película parte del trabajo de una ONG llamada Axiomas que envía a su aguerrida abogada Isabela (Luz Cipriota) al sur de la Argentina, para investigar a una empresa minera a cielo abierto que se encuentra en dicho territorio, y es defendida por su padre, el gobernador Ribero (Jorge Marrale), con quien deberá enfrentarse. Su reencuentro abrirá deudas pendientes del pasado familiar que se mezclarán a los intereses que ambos defienden. El viaje para Isabela también significó la oportunidad de conocer el lenguaje de la naturaleza de la mano de Eulogio (César Bordón), un integrante de la comunidad indígena y vocero de la cultura ancestral, quien la guiará hacia la verdad que busca.

Apelando al uso del conflicto y a la polaridad entre sus protagonistas, el relato rápidamente pone sobre la mesa dilemas en torno a los binomios opuestos: ética y corrupción; naturaleza y civilización; hombres blancos vs. indígenas; trabajo o salud; sin mediar, tal vez, un desarrollo más progresivo ante una historia que sumará varios temas a medida que avanza la investigación sobre las probabilidades de contaminación de los habitantes y animales de la zona.

“Axiomas nos muestra en problemas sociales, expresiones de conflictos personales, expresa su realizadora. Y nos propone encarar desde la singularidad soluciones en claves milenarias”.

Apelando a indagar el rol que ejercemos en la sociedad, Luchetta pone en cuestión la palabra axioma, que da título a la película, y que remite a las verdades irrefutables sobre las que se construye el pensamiento y las ideas. Sin embargo, hay algo alrededor de lo que se considera absoluto e incuestionable, que se pondrá en duda a través de la indagación, el simbolismo y el ritual proveniente de las leyendas narradas por Eulogio, como del vuelo de un cóndor dirigido hacia Isabela en pleno paisaje patagónico.  

Si bien la ficción dramática y el ecologismo se fusionan desde lo formal y de manera clásica, la puesta en escena, el subrayado musical y la estética de algunas escenas, como cuando Isabela se inserta para convivir en la comunidad indígena, apelan al formato de la publicidad documental orientado a enfatizar la estilización visual en post de la concientización del espectador.

Con un destacado trabajo fotográfico a cargo de Bill Nieto (La luz incidente; Nacido y Criado, Familia Rodante, entre otras), Axiomas. La verdad escrita en el agua reúne a un buen elenco de actores y actrices que dan luz a problemáticas contemporáneas, frente a las cuales, se invita a reflexionar sobre nuestras raíces y actuar sobre la calidad de vida que nos espera, si no actuamos a tiempo.  

AXIOMA- LA VERDAD ESCRITA EN EL AGUA
Axioma- La verdad escrita en el agua. Argentina, 2019.
Dirección: Marcela Luchetta. Intérpretes: Jorge Marrale, Luz Cipriota, César Bordón, Paula Cancio, Esteban Meloni, Eugenia Lencinas y Susana Varela. Guion: Marcela Luchetta, Damián Barrera, Pipol; Guillermo Fernández Morán, Ana Berad, Julia Bastazo. Inspirada en la obra de José Luis Parise. Montaje: Lucas Di Primio. Fotografía: Bill Nieto. Sonido: Martín Grignaschi. Música: Neword Music. Arte: Marilina Álvarez. Duración: 93 minutos.

Compartir