La película que da comienzo a denominada Trilogía del Tenis es sin lugar a dudas una de las más extrañas y vanguardistas propuestas que la Competencia Nacional presenta en esta edición de BAFICI.

Cuando las categorías quedan pequeñas, o señalan contrasentidos, podemos encontrarnos incómodos frente a la pantalla. Seguramente algo de ello suceda cuando te enfrentes a Smog en tu corazón. La cinta inicia con una edición tan frenética como un partido de tenis, la mirada va de un lado a otro tratando de seguir una pelota-historia que por momentos se desvanece en la nada.

Palabras sueltas en un idioma bilingüe configuran un código propio de mensaje instantáneo, nota mental y haikú rebelde. Aparecen y desaparecen constantemente sobre los márgenes de la imagen, ¿un enunciador omnisciente?, ¿acaso son los personajes pensándose a sí mismos? Todas preguntas, más ninguna respuesta.

No toda es vigilia la de los ojos abiertos frente a esta cinta. La repetición inagotable y los diálogos inconclusos, construyendo personajes crípticos y por momentos inanimados, nos arrastra a la vivencia de vernos forzados a detenernos en la experiencia. Espectadores desprevenidos avisados, Smog en tu corazón es una de esas que golpea a fuerza de abatimiento.

SMOG EN TU CORAZÓN
De Lucía Seles (Argentina, 2022. 112 minutos)

BAFICI 2022 – Competencia nacional

Compartir