Estreno en salas.

Fernando Blansky (Daniel Hendler) está sin trabajo. Maneja un proyecto de película que quiere filmar su amigo Sergio Israel (Alan Sabbagh), pero el asunto no avanza. Sale a comprar víveres y se topa con incidente imprevisto y una palabra que lo va a obsesionar, “Keops”.

La sinopsis dice que “Una extraña organización llamada K.E.OP/S espía a Fernando Blanksy”, explica, “Él sospecha que se trata de una broma pesada, aunque las cosas se tornan oscuras cuando descubre que lo siguen, alguien entra a su casa y los mails se vuelven amenazantes y violentos».

Lo cierto es que la película se monta sobre una trama conspiranoica que lo va a introducir en una historia donde todo parece ser manejado por el Sistema K.E.OP/S.

Atención con las pistas que va dejando a medida que avanza la historia. Dos afiches de películas aparecen de manera ostensible: el de Peeping Tom, la siniestra y oscura película de Michael Powell sobre un fotógrafo asesino, y el de Blow Up, de Michelangelo Antonioni. El universo de la película de Golbart -también director de Fase 7, para muchos una película de culto-, es el de la cinefilia desatada, pero también el de los comic y el del rock.

Detrás del gran dúo protagónico que encarnan Hendler y Sabbagh se lucen Rodrigo Noya, Gastón Cochiaralle y Esteban Lamothe. Suspenso, humor negro, conspiranoia, y el barrio de Belgrano como geografía de esta aventura bastante enfermiza a la que vale la pena sumarse.

EL SISTEMA K.E.OP/S
El Sistema K.E.OP/S. Argentina, 2022.
Dirección: Nicolás Goldbart. Guion: Nicolás Goldbart. Colaborador autoral: Germán Servidio. Elenco: Daniel Hendler, Alan Sabbagh, Rodrigo Noya, Violeta Urtizberea, Esteban Lamothe, Esteban Bigliardi, Matilda Goldbart.  Fotografía y cámara: Diego Poleri. Montaje: Federico Rotstein. Sonido: Martín Grignaschi. Música: Pedro Onetto. Duración: 119 minutos.

Reseña publicada en oportunidad de la cobertura de la 23 edición del Bafici.

Compartir