Disponible en Netflix.

Proponernos continuar romantizando la Segunda Guerra Mundial (y sus arquetipos cristalizados) no parece un campo infertil, el contexto de desesperanza y reinante desinformación viene y deviene, en gran parte, de estos acartonados relatos cinematográficos.

Por un lado John Madden, que como director no nos dará nunca una pieza que pueda sentirse desprolija, más bien todo lo contrario. Recordando a Shakespeare enamorado, el majestuoso despliegue de decorados y locaciones, repletos de extras, y un finísimo detalle en el vestuario hace de El arma del engaño una pieza desde ya disfrutable. Quizás la pulcritud no sea todo lo necesario para mantenernos en vilo los 118 minutos que la cinta demanda pero, para rescatarnos de las garras del insomnio no hay nada mejor que un buen dramón bélico. La guerra funcionando, como una inmensa maquinaria fagocitando los Estados, marcando el pulso apasionado de un pequeño y selecto grupo comando de inteligencia británica.

El relato recrea el derrotero tras bambalinas de la conocida operación «Carne Picada» (Operación Mincemeat). Su objetivo, cumplido, fue engañar a los Altos Mandos de las Fuerzas Armadas Alemanas respecto del punto estratégico de desembarco de las tropas Aliadas en el Mediterraneo. El ingreso e invasión de las tropas Aliadas en Sicilia se debió a esta efectiva maniobra de desinformación, las tropas alemanas anticipadas por la pista falsa habían mudado su fuerza de combate hacia Grecia. El relato verídico tiene sus líneas de fuga en historias que dan romance a los personajes, nunca falla el amor y desencuentro en tiempos de guerra.

Por otro lado, a caballo de una propuesta de puro y exclusivo entretenimiento genérico, la pulsión metanarrativa de la cinta otorga tanto momentos de lucidez como de empalagoso romanticismo; El arma del engaño nos planta un señuelo de melodrama esquivando la pesada herencia de tensionar y evidenciar el ya apolillado y peligroso relato del triunfo de los Aliados.

EL ARMA DEL ENGAÑO
Operation Mincemeat. Estados Unidos/Reino Unido, 2021.
Dirección: John Madden. Intérpretes: Colin Firth, Matthew Macfadyen, Mark Gatiss, Kelly MacDonald, Johnny Flynn, Penelope Wilton, Hattie Morahan, Simon Russell Beale, Paul Ritter, Lorne MacFadyen, Markus von Lingen, Nicholas Rowe y Alexander Beyer. Guion: Michelle Ashford, sobre el libro de Ben Macintyre. Música: Thomas Newman. Fotografía: Sebastian Blenkov. Duración: 128 minutos.

Compartir