Estreno en el Complejo Gaumont.

En un momento de su vida Noemí, la madre de Celia Arguello Rena, comenzó a acumular objetos de manera compulsiva, la casa en la que ambas vivían en Córdoba se llenó de cosas que iban invadiendo los distintos ambientes de la casa de dos pisos y un galpón anexo e incluso el jardín. La situación lleva a que la relación entre ambas se vaya deteriorando y Celia se termina yendo de la casa para dedicarse a su actividad como bailarina e incluso corta la relación con su madre con la cual no puede mantener cualquier clase de diálogo. Esa acumulación de objetos tiene un nombre médico: Síndrome de Diógenes y tiene un tratamiento que combina distintas terapias e incluso el uso de fármacos.

Después de casi cinco años de no tener relación con Noemí, Celia intentó volver para tratar de sacarla de esa situación. Por supuesto que la casa de dos pisos había empeorado en su situación y Noemí casi no hablaba y parecía comunicarse solamente por momentos hasta que el regreso de su hija la hizo tener voluntad de salir de ahí. Celia además de encontrar una manera de relacionarse con la madre, volvió con la idea de poner en algún lado una «instalación», mostrando los objetos acumulados y registrar en un documental que le llevó años de realización y donde quedó registrado todo el proceso de cambio de situación de la madre.

Pero además, a Celia le resultó dificultoso encontrarse con objetos que habían formado parte de su vida, ya que Noemí además de acumular objetos de manera aleatoria guardaba cosas de las épocas en que formaban parte de una familia como los primeros dientes que la niña Celia, cuadernos y toda clase de objetos, además de botellas de plástico y cualquier cosa que a Noemí le despertara curiosidad.

Un bolso lleno de carteras es el documental que se filmó para registrar todo el proceso que por supuesto Celia no podía realizar sola, la acompañaron amigos y artistas que entendieron que ese viaje le iba a reclamar a Celia y también a Noemí un compromiso que involucraba algo más que la voluntad de vaciar esa casa. El artista plástico Juan Pablo Gómez asumió el compromiso físico de ayudarla pensar la instalación y el director Leonardo Petralia filmó todo y ayudó a que la instalación se hiciera realidad. De hecho forma parte de una edición del Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires (Fidba), y transformó todo en un documental que ayuda pensar el proceso creativo y el compromiso personal, que supuso transformar una acumulación compulsiva de objetos en una muestra artística. Un proceso que termina por atrapar en cierta forma al espectador que se asoma a un todo terapéutico y artístico al mismo tiempo.

UN BOLSO LLENO DE CARTERAS 
Un bolso lleno de carteras. Argentina 2021.
Dirección: Leonardo Petralia. Guión: Leonardo Petralia y Nadia Jacky. Montaje: Andrés Tambornino. Dirección de Fotografía: José “Pigu” Gómez. Sonido Directo: Juan Manuel Yeri Racig , Gino Gelsi, Lu Foglio. Diseño Sonoro: Gaspar Scheuer. Música: Ezequiel Menalled. Fotografías: Marcos Crapa. Duración: 83 minutos.

Compartir