Estreno en salas.

¿Se acuerdan de Elvis cuando movía la pelvis? Seguro que se acuerdan y sino, vino Baz Luhrman para recordárnoslo. No es la primera vez que el cine se ocupa de la figura del rey del rock pero en esta ocasión, a pesar del título, hay que decir que el protagonista es el Coronel Parker. Al menos es su voz la que abre el relato diciendo que él, es el que nos dio a Elvis. Lo vio en una feria, vio cómo hipnotizaba a las mujeres, vio que ese chico blanco que cantaba como un «chico de color» (negro, claro), así que fue y se convirtió en el que le dio a América su figura mas emblemática.

La primera hora de la película de Luhrman es potente como un tren expreso y se lleva por delante al espectador. Todo está bien en la primera hora de película, ni siquiera molestan los kilos de maquillaje que le pusieron a Hanks para que se parezca al Coronel Parker real, pero lo más impresionante es Austin Butler que no necesitó maquillarse para dar vida a Presley. La gracia de la interpretación de Butler está en su intensidad y en sus cualidades vocales. Butler canta los clásicos de Elvis en la banda de sonido y realmente lo hace bien. La versión que se ve en las salas dura dos horas cuarenta, pero existe un corte alternativo de cuatro horas que por ahora está en la casa de Luhrman.

Hay que decir que el director australiano intentó contar a Elvis y a su contexto, en su época, la Norteamérica de las luchas por los derechos civiles, y muestra que Elvis se metió de lleno en temas complicados, de manera tal que el poder trató de lavar su imagen, trató de que no moviera la pelvis de esa manera, trató de que no trasladara esa música de «gente de color» a los blancos y de esa manera los corrompiera. La vorágine de la película hace que se pierda por momento el tema de que el relato es del Coronel Parker, el manager que no era ni coronel ni se llamaba Parker, era holandés pero en los hechos no tenía ninguna patria y fue además el que finalmente terminó destruyendo a su propia obra.

Espero que no se tome esto como un spoiler pero la muerte de Elvis, si Elvis está muerto, es tratada de manera sumamente edulcorada y evita los momentos que podrían haber sido traumáticos de ver en la pantalla. No sería raro que a la hora de la temporada de premios volvamos a escuchar sobre esta película en varios rubros y realmente espero que alguna vez podamos ver el corte de cuatro horas porque este videoclip acelerado deja de lado algunas cuestiones y es ganado por la vorágine pese a lo cual es una película para ver más de una vez y en el cine porque verla en una pantalla chica no le hace justicia al barroquismo y al fanatismo de Luhrman por Elvis, la pelvis.

ELVIS
Elvis. Estados Unidos-Australia, 2022.
Dirección: Baz Luhrmann. Intérpretes: Austin Butler, Tom Hanks, Olivia DeJonge, Helen Thomson, Richard Roxburgh, Dacre Montgomery, Luke Bracey, Natasha Bassett, David Wenham, Kelvin Harrison Jr., Xavier Samuel, Kodi Smit-McPhee y Gary Clark Jr. Guion: Baz Luhrmann, Sam Bromell, Craig Pearce y Jeremy Doner. Fotografía: Mandy Walker. Edición: Matt Villa, Jonathan Redmond. Música: Elliott Wheeler y canciones de Elvis Presley. Distribuidora: Warner Bros. Duración: 159 minutos

Compartir