Estreno en salas.

Las comedias románticas tienen un par de reglas invariables y Pasaje al paraíso cumple con todas. No es lo que se dice una película con destino de clásico, pero la promesa que se establece con el espectador desde el inicio se cumple, así que en ese sentido nadie puede quejarse. Georgia (Julia Roberts) y David (George Clooney) estuvieron casados durante cinco años. Su divorcio fue un desastre y quedaron alejados a tal punto que 20 años después, aún es difícil volver a juntarlos. Sin embargo, la hija de ambos, logra que vayan a su acto de entrega del título de abogada. De entrada los vemos a Clooney y a Roberts jugando un juego que ellos conocen de memoria. El centro de esta película son ellos y se nota mucho cuando ninguno está en escena. El asunto es que Lily (Kaitlyn Dever) ya tiene un puesto en un gran estudio de abogados que le consiguió su padre. Lo que se dice un futuro promisorio , pero antes de tomar ese puesto la chica decide irse a Bali con su amiga Wren (Billie Lourde) como para sacarse el stress de los exámenes finales. Pero en un incidente Lily conoce a Gede (Maxine Boutler), un muchacho que además de salvarles la vida a las amigas, se enamora de Lily y ella le corresponde así que 30 días después la chica les escribe a sus padres para invitarlos al casamiento. David es arquitecto, Georgia trabaja dentro del mundo del arte, pero suspenden todo para viajar aunque no soporten estar juntos ni cinco minutos y en el viaje unen fuerzas para evitar que la hija cometa el error que cometieron ellos, es decir, casarse jóvenes.

Lo que sigue son situaciones más o menos previsibles con choque de culturas, en las que los gringos tratarán de disimular apenas la incomodidad que les provoca la cultura nativa mientras hacen lo imposible para evitar el casamiento.

Cuando llega el  final, como todos esperan, triunfa el amor y todos habrán aprendido una lección que bien podría ser el centro de un libro de autoayuda. Se ve que a Clooney y a Roberts las comedia les sienta bien, pero la verdad es que les saldría mejor con otro director que no fuera Oli Parker, creador de Mamma Mía y El exótico hotel Mangold, pero ellos le conocían los antecedentes, así que seguramente la comedia salió como esperaban. Simpática, enmarcada por hermosos paisajes, algunos exotismos de Indonesia y listo, todos más o menos felices.

PASAJE AL PARAÍSO 
Ticket to Paradise. Estados Unidos, 2022.
Dirección: Oli Parker. Intérpretes: Julia Roberts, George Clooney, Kaitlyn Dever, Billie Lourd, Lucas Bravo y Maxime Bouttier. Guion: Ol Parker y Daniel Pipski. Fotografía: Ole Bratt Birkeland. Edición: Peter Lambert. Distribuidora: UIP (Universal). Duración: 104 minutos.

Compartir