Estreno en Netflix.

«Sin novedad en el frente» fue un éxito de ventas cuando salió y rápidamente tuvo su primera versión cinematográfica. La guerra de 1914 fue un adelanto apenas de la brutalidad que alcanzaría la Segunda Guerra Mundial, pero en ese momento nadie se imaginaba que Europa volvería ser un gigantesco campo de batalla, con Alemania como protagonista central. Han pasado muchos años desde todo aquello y sin embargo Europa está nuevamente conmovida por otro enfrentamiento bélico. La guerra está un poco más hacia el Este, pero las consecuencias del enfrentamiento entre Rusia y Ucrania afectan al resto del continente y del planeta, porque hoy está todo mucho más conectado que a comienzos del SXX y la novela de Erich María Remarque mantiene su vigencia.

El comienzo de esta nueva versión tiene una potencia impactante. Después de unas escenas de batalla se ve cómo los uniformes de los soldados muertos son arreglados y reciclados para ser usados por los nuevos reclutas que marchan al frente. La guerra como maquinaria que avanza y es una especie de industria que no se detiene. Luego de esa secuencia, conoceremos a los protagonistas de la historia, entre los que sobresale Paul Baumer (Félix Kaummerer). Sus amigos eufóricos  van a sumarse a la guerra y Paul que no tiene la edad suficiente para entrar a las filas del ejército, consigue un documento falso y así entra triunfal para marchar a través de Europa y ocupar París, así de fácil lo dice el oficial que lo recibe. Pero Paul y sus amigos no tardan ni dos minutos en descubrir que la guerra no tiene nada de glamour, de hecho reciben esos uniformes que vimos reciclar al comienzo con los nombres del soldado anterior cocido a las chaquetas. La guerra ya lleva tres años y todo es muerte y destrucción, las explosiones los aturden, las trincheras están anegadas, hay barro en el por todos lados, caballos que corren sin rumbo. Recordemos que aquella guerra fue el momento en que las batallas integraban nueva tecnología que enfrentaban a tanques y ametralladoras de nueva generación. Uno de sus superiores le anticipa a Paul que con esa actitud no va a llegar con vida a la madrugada siguiente.

La nueva versión de este clásico es la posible representante de Alemania en los premios Oscar, si efectivamente logra pasar por todos los filtros que deben pasar las películas para llegar a ese momento. Por el momento está en Netflix y suponemos que verla en el cine le debe agregar mucho a la experiencia porque ver el filme en pantalla grande debe ser más impactante. También en el elenco de se lo ve al internacional Daniel Brühl y todo el despliegue característico de las grandes producciones bélicas.

Si bien es un clásico y acaso ya estamos un poco cancheros en esto de ver películas de guerra que nos advierten de los horrores del tema, esta película está muy bien realizada y algunos momentos son realmente crudos. Si son personas muy sensibles pueden dejarla pasar, pero si les gusta el cine bélico de gran producción es realmente recomendable.

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE
Im Westen Nichts Neues. Alemania-Estados Unidos-Reino Unido, 2022.
Dirección: Edward Berger. Intérpretes: Felix Kammerer, Albrecht Schuch y Aaron Hilmer. Guion: Edward Berger, Ian Stokell y Lesley Paterson, basado en la novela de Erich Maria Remarque. Música: Volker Bertelmann. Fotografía: James Friend. Edición: Sven Budelmann. Duración: 147 minutos.

Compartir